Cómics

Knights Temporal. Tiene el tiempo en sus manos, pero solo el tiempo que dure su vida

portada knights temporal

En Knights Temporal, Auguste de Riviere recorre el tiempo para detener a un hechicero que amenaza la misma realidad. Pero sus jefes dejaron de comentar algunos detalles que ahora amenazan su vida.

Knights temporal sigue a Auguste de Riviere un caballero que tras las Cruzadas necesitaba una misión, los horrores que vio, las atrocidades cometidas, pesaban en su alma, y la redención era la única esperanza que le quedaba. Un brujo, un ser malvado que amenazaba sus tierras podía ser el perdón que buscaba. Si no se hubiera cruzado el tiempo y el espacio en su gesta.

Con Jane Fool a su lado, ahora se dedica a recorrer las eras buscando a un nigromante malvado. Pero algo ha cambiado en tantos años de lucha, y tendrá que ser él mismo el que le abra los ojos a lo que sus jefes le ocultan, la verdad tras sus viajes en el tiempo, su existencia, sus poderes, y esa espada mágica que le sirve. Y las respuestas, siempre, tienen un precio.

Tras este relato de caballeros, espadas mágicas, magos y viajes en el tiempo, se esconde la mente de Cullen Bunn

El escritor ha trabajado en Marvel (X Men), DC (Superman), pero suele dar sus mejores trabajos más allá del paraguas de las grandes editoriales, y Aftershock le ha dejado muchas oportunidades para hacerlo.

Unholy Grail fue una muestra del cariño del guionista por los caballeros, Knights Temporal es la confirmación, y de paso de que le encanta mezclar géneros, y a provechar mucho a los autores que se encargan de plasmar y adaptar sus textos.

Con una trama simple, que se complica más por la estructura, la forma y el orden para plantearla ,comienza el viaje de Auguste, con un objetivo claro, la redención. Y para ello confía en extraños seres, y una sarcástica acompañante, Jane Fool. Bunn mantiene un buen ritmo, y se apoya siempre en la maestría de Fran Galán. No arriesga y la trama avanza con la acción, no permitiendo al lector desviarse nunca de la lectura, de forma que las sorpresas, aunque algunas predecibles, siempre llegan cuando es necesario para impulsar de nuevo la aventura.

Lo más destacado en esta obra es desde luego el trabajo de Fran Galán.

Su “Goya Lo sublime terrible” con El Torres, era ya la demostración de toda su capacidad narrativa. Su espectacularidad y su uso del color dejó una obra magnífica y aterradora. En Knights Temporal vuelve a ocuparse de todo el trabajo, dibujo y color, y deja una espectacular aventura que no deja respirar, luchas donde las chispas salen de la página, persecuciones espectaculares, y con unos personajes definidos tan perfectamente en sus físicos y sus gestos que asusta.

El paso de una época a otra que siempre se antoja complicado, se hace fácil y orgánico con Galán. Pocas personas habrían podido pasar del medievo a la época contemporánea tan fácilmente, pero si le añades la salvaje frontera americana o los años de la mafia al principio del siglo XX, es un trabajo increíble de documentación, detalle y diseño. Todo encaja, y la lectura es orgánica y rápida, con planteamientos arriesgados en ocasiones, pero de los que sale airoso el español.

El dibujo

Knights Temporal tiene un dibujo alucinante, y eso lo aprovecha muy bien Bunn para dejar a Galán campo libre escribiendo escenas impactantes, llenas de acción y con planteamientos de página locos y expresivos. Ese es el mayor valor que presenta la colección, un dibujo alucinante. La historia está cuidada para presentar los misterios y secretos de la trama sin ser confusa, y los giros son predecibles, pero no por ello menos atractivos. Knights Temporal no es una obra muy original, pero sí que está trabajada, lo malo es que deja la impresión de gastar mucho espacio en presentar la serie, y no en plantear tramas a largo plazo exceptuando la principal, deja el regusto de que han presentado una historia que no tiene mucho recorrido.