Cómics / Kill or Be Killed Vol.4. A veces estar loco es la solución a los problemas, otras, es la fuente de ellos
Cómics

Kill or Be Killed Vol.4. A veces estar loco es la solución a los problemas, otras, es la fuente de ellos

kill or be killed vol 4 dest

Ed Brubaker y Sean Phillips concluyen Kill or Be Killed, su obra sobre los vigilantes armados, la locura, y la justicia sin ley

Kill or be killed es una obra especial, porque parece una cosa, se transforma en otra, y al final resulta que es justamente lo que era al principio. Ed Brubaker sabe mantener la tensión y la atracción en una historia retorcida y truculenta en ocasiones, y Phillips sabe cómo convertir las palabras de su compañero en una montaña rusa de acción y sensaciones sin filtrar, ¡un puñetazo en las tripas!

Cuando Dylan descubre que buena parte de su mundo se compone de mentiras que su mente le ha hecho creer se derrumba. La herencia de su padre, sus miedos infantiles y sus traumas se unieron a su trastorno esquizofrénico para que su vida descarrilara. Ahora, la suerte juega a su favor, y está libre de sospecha de los crímenes que ha cometido, pero: ¿Cuántos son reales? ¿Están justificados? ¿Es su locura la que ha creado al vigilante, o ha sido otra cosa? ¿Era necesario un vigilante para él, o para la sociedad?

Ed Brubaker ha jugado con la ambigüedad durante toda la obra, ha interpuesto un aspecto sobrenatural para crear un justiciero, luego lo ha retorcido con una realidad como es la esquizofrenia, para después combinar la locura con una extraña dirección moral que supera el trastorno para crear una razón válida que justifica saltarse la ley. Pero no solo en el crimen se toman decisiones, también en su forma de ver a amigos, amores y familia, no es algo tan simple como que un tipo coge un arma y hace justicia, no, esto no es una peli de Charles Bronson, hay muchas relaciones que crean esta historia.

Todo esto termina en este tomo, pero no os esperéis respuestas fáciles, el escritor no ha creado un discurso que justifique o denuncie el vigilantismo, ha creado a un personaje que tiene las mismas dudas que cualquiera, pero con su estado, llegar a extremos es mucho más sencillo. Es como si el John Doe de La película Seven de David Fincher no fuera frío y calculador, sino impulsivo y alocado, sin medios, sin una inteligencia por encima de la media, acaba haciendo lo que cualquiera podría hacer, no es Punisher, es un hombre con un arma, nada más.

  Jensen Ackles está preparando un misterioso proyecto de DC Comics

Últimamente no podemos separar a Brubaker de Sean Phillips, su unión artística está siendo tan continua que con cada cómic de Brubaker asumimos casi automáticamente que Phillips va a dibujarlo. Y esto, no es una queja, al revés, es una celebración, porque cuando se unen, no hacen tebeo malo. Pocas uniones han dado tantas joyas del noveno arte.

En esta conclusión Phillips parece relajado, dejando que la historia de una fuga domine la narrativa inicial, para convertirse en una novela de hard boiled noir puro, con tiroteos, violencia, y un protagonista que se ha transformado tanto psicológicamente, que a pesar de ver al mismo hombre, no lo parece a nivel físico. A ese nivel llega la capacidad de Phillips, de convertir las expresiones y lenguajes corporales del dibujo de su personaje de tal forma que no es el mismo que comenzó la historia.

Concluyendo, Kill or be Killed cierra una gran obra de una forma tan ambigua como lo que explora. Pretende hablar de muchos temas sin escribir en mármol nada, sin pontificar, sin convencer, sólo contando una historia y dejando al lector las piezas para reflexionar, y que cada uno saque su aprendizaje de lo que ha dado la obra. Y puedo asegurar que cada uno puede sacar muchas cosas diferentes de esta serie.

  Jensen Ackles critica duramente a Jessica Alba

Puedes adquirir tu ejemplar aquí.