Cine

Kate Winslet superó un increíble récord de Tom Cruise

Kate Winslet ha hablado de cómo se sintió acerca de superar un récord que ostentaba Tom Cruise en el set de Avatar: El sentido del agua

La secuela de Avatar de 2009 tiene lugar una década después de que Jake Sully (Sam Worthington) se convirtiera en Na'vi. Ahora, habiendo forjado su propia familia, Sully necesita defender nuevamente a Pandora y a sus hijos de los invasores humanos. Al principio, Sully se ve obligado a desertar al clan Metkayina, gracias a la captura del hijo adoptivo de Sully, Spider (Jack Champion). Por supuesto, que la historia se desarrollara con el pueblo anfibio de los Metkayina significa que una parte importante de la película debía producirse bajo el agua, incluidas las escenas de Kate Winslet como Ronal que provocó que esta superase un récord que hasta ese momento tenía Tom Cruise.

Como se reveló anteriormente. Para una secuencia, Kate Winslet tuvo que contener la respiración durante siete minutos y 20 segundos, superando el récord que ostentaba Tom Cruise de seis minutos en el set de Misión: Imposible: Nación secreta. En una entrevista con THR , Winslet habló sobre cómo se sintió al superar a Tom Cruise la actriz ofreció una respuesta muy escueta (también puntualizar que aunque THR dice 7 minutos 14 segundos, James Cameron ha dicho que fueron 7 minutos y 20 segundos).

“Increíble, sí. Sí, definitivamente estoy mejor” dijo la actriz de forma muy escueta.

Un rodaje muy exigente

Avatar siempre ha sido conocida por sus asombrosos efectos visuales, y Avatar: El sentido del agua no es menos. La primera película de Avatar necesitó funcionar con tecnología anterior a 2010 y al mismo tiempo garantizar que la calidad de los efectos visuales se mantuviera. Avatar: El sentido del agua, mientras tanto, se enfrentó un desafío posiblemente aún mayor en el desarrollo de técnicas para producir una película que gira en torno a un paisaje submarino, mientras se destaca de otras películas que tienen lugar en un entorno similar. Cameron y su equipo tuvieron que volver a la mesa de dibujo para idear la forma de capturar las actuaciones debajo el agua, algo que no se había hecho nunca.

Para ello el equipo construyó un depósito enorme en los estudios de Manhattan Beach, donde se encuentra Lightstorm, la productora de Cameron y Landau. El depósito debía contener suficiente agua para que el realizador reprodujera las condiciones marítimas del mundo real. Con una altura de 37 metros de largo, 18 metros de ancho y 9 metros de profundidad y con capacidad para más de 250,000 galones de agua, este enorme depósito hizo las veces del “Volumen” submarino de las películas, como se conocen las etapas de captura de rendimiento.

“Eso se convirtió en nuestro sistema completo del ejército suizo”, dijo Cameron. “Podíamos hacer que las olas rompieran en la orilla y que la gente intentara salir del agua mientras las olas los golpeaban. Podíamos crear una interacción de ondas con las criaturas y las personas que emergen mientras las olas los golpean e intentan decir sus diálogos y respirar al mismo tiempo”. Se utilizó un sistema de hélices denominado “la pista de carreras”, que constaba de dos hélices de barco de seis 1,83 metros de diámetro, para impulsar la corriente en el depósito.

Para ayudarlos a ofrecer actuaciones convincentes bajo el agua, el reparto estudió buceo libre con el prestigioso experto Kirk Krack. “Los actores se lo pasaron muy bien”, dice Cameron, señalando que mientras todos los miembros del conjunto demostraron ser expertos en buceo libre, Kate Winslet se sumergió en el agua con una facilidad asombrosa. Cameron dijo:Kate disfrutó de la libertad de poder expresarse bajo el agua. Pudo contener la respiración estática durante unos 7 minutos y 20 segundos. Yo he practicado buceo libre durante 50 años y creo que lo máximo que he aguantado la respiración han sido 5 minutos y medio”.

Para el elenco, eso significó no solo filmar bajo el agua, sino también preocuparse por sus trajes de captura de movimiento y actuar sin oxígeno. Fue un desafío serio tanto para el elenco como para el equipo, especialmente dado que Avatar 2 y Avatar 3 fueron filmadas a la vez para evitar que los jóvenes actores envejecieran demasiado entre una película y otra. La filmación tuvo que ser el doble de larga para acomodar una segunda película, lo que significa que ninguno de los involucrados en la producción tuvo muchas posibilidades de descansar entre tomas.

La captura de rendimiento de Avatar: El Sentido del Agua comenzó en septiembre de 2017 y duró aproximadamente 18 meses, con Cameron y el reparto trabajando en las escenas de las cuatro secuelas. “Para los actores, es un proceso muy puro”, dice Cameron. “No se distraen con nada. Nos limitamos a filmar. A veces grabábamos 10 o 12 minutos seguidos. Es un entorno creativo aislado y creo que, como director, me siento mucho más en sintonía con los estados emocionales de los actores”.

Últimamente se han filmado más películas bajo el agua, incluidas Aquaman and the Lost Kingdom y Black Panther: Wakanda Forever, pero la insistencia del director James Cameron en hacer que las escenas de Avatar: El sentido del agua fueran lo más realistas posible, ciertamente requirió un mayor nivel de dedicación de su actores, especialmente de Winslet. Esto contribuyó a crear imágenes extraordinarias y realmente ayuda a vender la idea de que los personajes viven bajo el agua y pueden luchar bajo las olas.

Avatar 2 continuando batiendo récords de taquilla, y el compromiso de los actores valió la pena.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

El creador de la Inteligencia Artificial dice que podría eliminar a la humanidad

David Larrad

Anuncian detalles inesperados de Killers of the Flower Moon, de Martin Scorsese

Primeras imágenes oficiales de TROLLS 3: TODOS JUNTOS