Cómics / Joker: Sonrisa Asesina. El payaso que nadie quiere conocer, sabe cómo cambiarte
Cómics

Joker: Sonrisa Asesina. El payaso que nadie quiere conocer, sabe cómo cambiarte

joker killer smile

Las dos obras de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino sobre el Joker y Batman se recopilan por fin en un tomo que permite disfrutar de esta duología apropiadamente.

Dos de los autores más populares del cómic USA del momento unían sus fuerzas para contar una historia del Joker diferente, donde el protagonismo no recae en el payaso y sus actos, sino en la fuerza de su idea. ¿Puede un doctor analizar y descubrir el origen de la personalidad del Joker? Esta premisa no es nueva, pero el enfoque sobre la influencia de esa forma de ver el mundo del payaso del crimen dota al cómic de cierta frescura.

La historia

El psicólogo Ben Arnell está estudiando al Joker, como tantos otros, entender su psicosis es su objetivo, y quizás, la semilla de una carrera de estrella en su campo. Pero las visitas necesarias cada vez son más largas y seguidas, el trabajo de construir el caso empieza a perturbar al doctor. Las obsesiones de Arnell acaban trasladándose a sus sesiones, y al final, comprende que hay dos mundos para él, y el Joker le ha descubierto a cual pertenece, ¿o no? Quizás solo se ha visto infectado por una personalidad enfermiza y dominante, ¿o no? Puede que todo haya sido una fuga delusoria. Y para rematar, la gran pregunta: ¿Batman es el resultado de un brote psicótico, un ideal, o la fantasía de un trastornado Bruce Wayne?

  Ray Fisher responde a las duras palabras de Joss Whedon

Jeff Lemire es uno de los guionistas más populares del panorama USA, sus obras son esperadas siempre, y aclamadas en su mayoría. Pero en este acercamiento a una figura principal del universo DC, no trae nada nuevo, juega con inteligencia con lo que existe para crear una historia del Joker atractiva y aterradora, pero no original. No arriesga demasiado, no quiere dejar ninguna huella en su paso por el personaje, quizás porque no crea que lo necesite, o porque no puede crear un nuevo giro en la historia del payaso del crimen. El resultado es una historia llena de terror psicológico en el que el Joker actúa como detonante, enfermedad y hasta resolución, pero no ejerce ningún papel que no conociéramos, ni demuestra nuevas facetas que puedan cambiar la visión del villano.

Asesino de sonrisas

En la segunda parte del tomo, Asesino de sonrisas, Lemire mantiene el juego psicológico, pero en esta ocasión lo aplica sobre Batman. Continuando los perfiles de Sonrisa asesina, cuestiona la identidad y el origen del concepto del vengador encapuchado, sin buscar algo complejo, solamente dejar una huella psicológica en el desarrollo de un personaje como Batman, como si de un trastorno mental que infecta y altera la realidad de Wayne fuera. En contraposición a que sea una idea nacida del dolor para proteger a un niño, que acabó convirtiéndo se en su misión en la vida. Nuevamente no hay riesgos en la trama, pero sí que al ser más concisa, se abstiene de juegos de manos, y entra a saco al tema, siendo más potente.

  Robert Pattinson hará la nueva película del director de Parásitos

Mientras Lemire es conservador, Andrea Sorrentino se deja llevar por la historia, y aprovecha cada momento para crear imágenes de las que se quedan en la retina, con composiciones de página para potenciar el elemento terrorífico, juega a mostrar más sentimiento que lo que el guion parece querer contar. Notable siempre, en este caso supera al texto, y dota del horror propio de una imagen que solo debería estar en la mente de un loco, y completa la historia de forma más contundente. Aprovecha los insertos del cuento infantil, que Lemire usa como narración paralela de la realidad que Arnell ha perdido de vista, para crear una bonita historia, que mirada de cerca es cruel y malvada, como las viejas fábulas y cuentos de los Grim antes de su dulcificación.

Conclusión

Lemire y Sorrentino han creado grandes obras como Gideon Falls o incursiones heroicas como Green Arrow que han buscado renovar o crear nuevas cuestiones sobre personajes o tramas, juntos han creado obras destacadas en un panorama saturado, pero aquí no hacen nada de eso, construyen una imagen del Joker tomada de las clásicas, y la adaptan para remarcar el poder que tiene para transformar a las personas, y lo mismo con Batman. Interesante, entretenida, y dibujada magistralmente, es una obra más en el universo de Batman, con un dibujo brutal, pero con una historia que ya hemos leído.

  Catwoman es el mayor reto al que se enfrenta The Batman