Cinemascomics.com | Cine, cómics y series
Cine

James Cameron reveló tres secretos de Titanic 25 años después

James Cameron - Titanic

La película Titanic, que cambió la industria del por completo en 1997, salió a la luz después de muchos desafíos. James Cameron se confesó 25 años después.

James Cameron estrenó esta semana Avatar: El sentido del agua, la cual mostró una vez más la calidad del trabajo del director. El cineasta ha sufrido en múltiples ocasiones desafíos que parecían insuperables, pero aun así, logró sacar adelante sus proyectos. Con Titanic, uno de sus éxitos más queridos, no fue diferente.

También podría interesarte: “Avatar 2 ha sido el peor negocio de la historia del cine”: James Cameron previo al estreno

La primera dificultad que hubo en el camino del desarrollador fue la misma que con Avatar u otras de sus producciones: el presupuesto. 20th Century Fox estaba dispuesto a desembolsar 100 millones de dólares, pero eso no cubría más de la mitad del costo.

Buscar un aliado que aportara más capital fue toda una odisea. En ese sentido, la productora tocó varias puertas. Universal, por ejemplo, fue una de las primeras en cerrar.

No obstante, Sherry Lansing, quien por ese entonces era la presidenta de Paramount Pictures, compró la idea del creativo y le siguió la corriente.

¿Cómo consiguieron el presupuesto?

“Leyó el guión y le gustó. Yo debía ir a rodar las primeras escenas –las que suceden en la actualidad- a Nueva Escocia, y no tuve tiempo de leer las condiciones del estudio. No tenía ni idea de lo mucho que Sherry tuvo que ver dentro de la negociación. Ella siempre fue la interfaz creativa entre nosotros y Paramount, y se mantuvo muy positiva con el proyecto. Yo sólo había hecho ciencia ficción, terror y acción, así que esto debía ser como un alivio. Sin embargo, al mismo tiempo los costes estaban fuera de control, sí que recuerdo los elogios de todas las partes cada vez más ahorradores a medida que pasaba el tiempo; no querían animarme a sacrificar el calendario por obtener calidad”, contó Cameron.

No obstante, el romance con el estudio alterno acabó cuando se comenzó a promocionar la fecha de lanzamiento.

“Los jefes de Paramount actuaron como si se les hubiera diagnosticado un cáncer terminal. Todo el mundo pensaba que iban a perder dinero, y todos los esfuerzos eran simplemente para asegurarse de que la hemorragia no fuera a más. Nadie miraba el lado positivo, incluido yo, porque nadie podría haber imaginado lo que iba a suceder a continuación”, añadió.

Faltaban revisiones de efectos especiales y la carrera contrarreloj era tan estresante, casi como si estuvieran a punto de chocar con un iceberg. “Tuvimos que retrasarla a agosto. E incluso entonces, habría serios compromisos con el montaje, los efectos y la música. Hacer que la película fuera más corta tardaba más. En la sala de edición, la película se acortaba unos pocos segundos al día. Era como cortar un diamante. No queríamos estropearlo por trocearla, pero estábamos desesperados por acortarla”.

“Todo el mundo estaba en contra de nosotros, y sabíamos que siempre llevaríamos este enorme lastre de ir con el doble del presupuesto propuesto para el resto de nuestras carreras (en el caso de haber una carrera después de aquello). Y de repente, un jefe del estudio nos decía que de algún modo, había valido la pena. Nadie pensaba que fuéramos a recuperar lo invertido. Y yo asumí en ese momento que jamás volvería a trabajar”, agregó el productor.

¿Cuál fue la clave del éxito?

Así las cosas, aunque había mucho en duda, James Cameron reveló la gran clave del éxito. “Todavía faltaban una gran cantidad de efectos. La partitura era casi toda temporal (había mucho de Enya), aunque algunas de las memorables melodías de James Horner estaban ya en bocetos.

Ella tuvo una reacción muy emocional. Pensó que era una gran historia de amor, al estilo ‘Lo que el viento se llevó'. No recuerdo que estuviera demasiado preocupada por la duración, aunque había un sentido general de todos los involucrados, incluido yo, de que necesitaba ser más corto. Pero para ella lo importante era que la química entre Jack (Leonardo DiCaprio) y Rose (Kate Winslet) funcionó, y el drama dio sus frutos al final. “Ella era un gran fan del final, recuerdo. Tuvimos una larga conversación sobre ello ¿Estaba la anciana Rose viva y soñando con Jack, o había muerto y había ido a reunirse con él?”.

¿Debía morir Jack?

La pregunta de si la muerte de Jack era necesaria o no, así como la idea de que este podía salvarse subiendo a la tabla con Rose ha atormentado a miles a lo largo de la historia. Para resolver la pregunta, James Cameron lanzará un documental dando los motivos científicos detrás de la decisión.

El resultado del análisis estará listo en febrero de 2023 y se estrenará como un “pequeño especial” que estará disponible en National Geographic. El título estará disponible en Disney+ y podrá verlo al suscribirse, aquí.

author avatar
Sebastián Hernández
Periodista enfocado en el cine, televisión o el mundo del entretenimiento en general con más de seis años de experiencia. Amante de Star Wars. Seguidor de Marvel, DC y los videojuegos. "¿Quieres saber la diferencia entre un maestro y un aprendiz? El maestro ha fallado más veces de las que el principiante lo ha intentado". - Yoda
Síguenos en Google News para no perderte la actualidad, y únete a nuestros canales en: Instagram, WhatsApp o Telegram ¡Para estar al día de todas las novedades al momento!

Noticias relacionadas

La película de Twisters sí cuenta con un actor de la película original

Tobi Oulego

Se revela cómo Maximus aún puede aparecer en Gladiator 2

Tobi Oulego

Descubre 5 datos curiosos de la nueva película de Daisy Ridley

Carlos Gallego Guzmán