Inicio Cine IRON SKY ya tiene fecha de estreno en España

IRON SKY ya tiene fecha de estreno en España

1305

El próximo 11 de octubre llega a los cines españoles IRON SKY, la esperada comedia de ciencia ficción dirigida por Timo Vuorensola y producida por Tero Kaukomaa.

El largometraje, que se presentará en el próximo Festival de Sitges, ha contado con una campaña de promoción sin precedentes centrada en nuevas vías de crowdfinancing y en la participación activa de su comunidad en internet.

IRON SKY es una coproducción finlandesa-alemana-australiana con un presupuesto de 7,5 millones de euros. La trama se desarrolla en unos Estados Unidos del 2018. En los últimos momentos de la Segunda Guerra Mundial, un programa secreto espacial formado por nazis evadió represalias huyendo hacia el Lado Oscuro de la Luna. Durante 70 años han aguardado en silencio, han estudiando la tierra y construido una enorme flota de platillos voladores  con el fin contraatacar y adueñarse de la Tierra cuando llegue el momento adecuado.

Póster de Iron SkyLa película ha contado con una campaña de promoción muy especial en la que han cobrado protagonismo los fans y su comunidad online. Con antecedentes como el largometraje de éxito en internet Star Wreck o la plataforma colaborativa para cineastas Wreckamovie.com, el equipo de IRON SKY se ha lanzado a experimentar con nuevas formas de promocionar y financiar película,  explorando el potencial de internet, la virilidad de las redes sociales y haciendo a los fans partícipes del desarrollo del proyecto.

De este modo, a través de Wreckamovie.com, los seguidores han podido contribuir con ideas para la película, como nombres para los personajes, diseños de merchandising o incluso construyendo modelos en 3D de naves espaciales. Entre otras acciones destaca también la creación de “Demanda ver IRON SKY”, una web que permite a los visitantes “Demandar” ver la película en sus cines.

En cuanto a las acciones de financiación, un 10% de los 7,5 millones de presupuesto de producción del film ha sido sufragado por las aportaciones de los fans.  Está cifra está basada en las ventas activas de merchandising de IRON SKY   (store.ironsky.net), inversiones directas por parte de los fans y contribuciones realizadas a través de Iron Sky Sneak Peek, una web que daba a los fans la oportunidad de ver los primeros 5 minutos de la película por 1 Euro.

Además del merchandising hay otros productos temáticos de IRON SKY  que se lanzarán tanto antes como después de la película. Entre ellos se incluyen 3 cómics, una novela gráfica, un libro sobre cómo fue creado el proyecto, aplicaciones para móviles y un videojuego para PC y iPad.

El reparto de IRON SKY está formado por Julia Dietze (11⁄2 Ritter), Götz Otto (La lista de Schindler, The Downfall), Christopher Kirby (The Matrix Reloaded & The Matrix Revolutions, Daybreakers, Space: Above and Beyond), Udo Kier (Dogville, Dancer in the Dark), Peta Sergeant (Satisfaction), Ste­phanie Paul (Separation City, Film School Confidential) y Tilo Prückner (La Historia Interminable, Die Fälscher), y el guion está basado en una historia escrita por la aclamada escritora de ciencia ficción Johanna Sinisalo (Premio Ne­bula 2009, Finlan­dia 2000) y el guion ha sido escrito por Michael Kalesniko (Private Parts) y Timo Vuorenso­la.

Tráiler

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.