Cinemascomics.com | Cine, cómics y series
Cómics

Invasores 1: Fantasmas de guerra. Para Namor, el pasado nunca se fue

Tras lo acontecido en Vengadores, los Invasores se reúnen para intentar que Namor entre en razón. ¿Por qué ha tomado este camino, podrán acabar con el conflicto?

Panini edita en España la primera entrega de la mini serie de 6 números, Invasores: Fantasmas del pasado, en esta historia, la guerra entre la superficie y Atlantis parece cercana de nuevo, y el Capitán América ha decidido resolverlo, la visita de la Antorcha Humana original ha revelado secretos que pueden cambiar todo lo que el primer grupo de luchadores de la historia de Marvel sabían sobre el Hombre Submarino. Quizás ese conocimiento evite una guerra, o descubra que hace mucho que empezó.

En Invasores 1: Fantasmas de guerra, Namor está planeando algo muy grande, algo que cambiará el mundo, y necesita tropas, sangrientas, poderosas, habilidosas, y su nuevo poder ayudará a ello. Con el consejo de su mano derecha avanza sin descanso para lograr unos objetivos ambiciosos: salvar los océanos, reconstruir Atlantis y conducirla a su antigua gloria y sobre todo, que la superficie deje de ser un peligro para todos los habitantes acuáticos. Los medios están claros, cualquiera, da igual el precio, da igual cuantos huevos se rompan, la tortilla tienen que hacerse.

Mientras, sus compañeros Invasores tratan de averiguar que ha pasado, y la clave es la familia Peterson, el lazo más estable que jamás tuvo Namor con la superficie. Porque lo más importante en toda esta historia es el pasado, el que forjó a un rey, a un hombre, y que ha creado un monstruo que amenaza a millones de personas. El Capitán lo sabe, y no duda en reunir al grupo para evitarlo, y para recuperar a su amigo, que siempre ha sido rudo, díscolo, y violento, pero es su camarada, con el que ha derramado sangre en la guerra, y en la paz.

Invasores: Fantasmas del pasado

Chico Zdarski tiene en su haber varias buenas sagas en Spiderman, un número que le valió un Eisner a mejor historia unitaria, y una época en Daredevil que está resultando notable. La ambición para el retorno de los Invasores quizás haya superado al escritor, que en este primer arco consigue dos efectos contradictorios: que tengamos interés en lo que está ocurriendo, en los personajes y su pasado, mucho gracias al dibujo de Butch Guice, pero que el futuro realmente nos pase desapercibido, el plan de Namor no resulta demasiado intrigante y con la pobreza de detalles acaba siendo una espera para ver que sorpresa te depara, el lector no está expectante, porque ya hay temas más interesantes. Lo que debería ser la gran incógnita, es más bien la ambientación para la historia de los Invasores.

Pero aún con ese problema de estructura en Invasores: Fantasmas de guerra, las tramas secundarias se comen a la principal, Zdarsky cuenta muy bien una historia que conocíamos, añadiéndole vida, detalles, vivir la guerra, el sufrimiento de perder compañeros, el estrés post traumático y como incide de diferente forma en cada uno de los protagonistas. Los flashbacks añaden un fondo a la historia de los Invasores que ya no es tan brillante, es una guerra, afecta a todos. Pero no es la única trama del pasado, la vida de Namor para explicar su situación actual está bien hilada, si bien es cierto es que es hinchar una época que ya se contó, usando algunos detalles tomados de anteriores etapas del personaje con la Patrulla A para crear una existencia más rica para  Namor, pero que resulta un poco redundante cuando ya ha pasado por cambios que explicarían lo mismo sin tanto perifollo.

Noticia relacionada
El mayor error de Iron Man fue clonar a Thor

El arte viene de manos de dos autores solventes y potentes, Carlos Magno, fogueado en editoriales independiente en títulos tan variados como Deathmacth, el Planeta de los Simios, y Butch Guice, un veterano en Marvel que ya había trabajado regularmente con el Capi en su serie dando vida a las palabras del gran Ed Brubaker. Ambos cumplen su cometido ampliamente, el primero contar una historia en un mundo de héroes y villanos, de civilizaciones submarinas y refugios forjados en el cuerpo de un dios galáctico; y el segundo en recrear una época menos amable y brillante, la II Guerra Mundial, con sus sombras y su suciedad, con su destrucción y su dolor, con la muerte pisando los talones de cada soldado en la contienda. Notable presencia la que ambos dejan en la serie.

En conclusión, Los Invasores es una serie que tienen mimbres para resultar una buena obra, y que ya es importante por resolver una cuestión que hereda de los Vengadores, el buque insignia Marvel a día de hoy. El cómo va a resolver todo tras un planteamiento en el que hay más preguntas que respuestas, pero que resultan vagas y confusas, es lo que tendremos que ver, ya que parece que la serie va a tener importancia a la larga en el universo de la Casa de las Ideas, al menos a nivel terrestre.

Noticia relacionada
El otro hermano de Thor está tratando de destruir el Universo Marvel