Inicio Noticias ‘Inhumanos’, un final sin sabor, una serie sin rumbo

‘Inhumanos’, un final sin sabor, una serie sin rumbo

723

Finaliza la serie ‘Inhumanos’, para dejar paso a ‘Inhumanity’ y los cambios de las ‘Secret Wars’. Muchos cambios aguardan a la raza de Rayo Negro.

Nueva serie con nuevos actores invitados y principales, con nuevas tramas y peligros. Pero éso llegará más adelante, ahora nos quedamos con poco más de un año de una serie que ha sufrido altibajos y demasiada irregularidad para cumplir las múltiples expectativas que ofrecía.

inhumann2015001-int2-2-57a37

Hace ya catorce meses, Matt Fraction iniciaba y finalizaba su andadura con la raza nacida de los experimentos Kree. Sus desavenencias con la cúpula editorial cortaban su participación en ‘Inhumanos’ antes de empezar. Charles S. Soule tomaba el regalo, y el que parece el nuevo niño mimado de Marvel (¡Si hasta le han dejado matar a Lobezno!) no ha podido levantar una serie que debería haber cambiado el destino no sólo de la raza inhumana, sino la de todo el planeta. Pero el americano entre los crossovers, y la falta de continuidad grafica sólo ha podido resolver dos de las tramas que se propuso: Resolver la nueva relación de Rayo Negro con su pueblo y traer de vuelta a Karnak, que fallecía en el número de Fraction.

Soule recuperó a personajes propios creados en otras series y creado un buen puñado de nuevos inhumanos. Ninguno de ellos resulta excesivamente atractivo, y aunque son mas importantes que algunos miembros de la Familia Real, como por ejemplo tritón o el mismo Rayo Negro, no adquieren suficiente fuerza para animar la serie. Otros como Lash aparecen para recuperar viejas tramas, pero se pierden dentro de la tónica deslavazada de la colección. Medusa se eleva como protagonista principal de ‘Inhumanos’, pero lo que gana la Reina en algunos números, se pierde, ya sea por culpa de una macrosaga, como ocurre con el capitulo de Axis, o porque la cercanía de ‘Secret Wars’ obliga a acelerar el ritmo.

Inhuman-3-Cover-b37ae

A nivel grafico pasa parecido, demasiado baile de autores. Joe Madureira es muy bueno en lo que sabe hacer, pero no encajaba en el tono de la serie, más cerca de la intriga y los secretos que de la acción espectacular, donde prima su talento. Ryan Stegman parecía el ideal, pero debido a otros encargos también desparece en determinados números. Esa poca estabilidad hace que muchas veces se pierda el interés en el desarrollo de las tramas, al faltar un estilo narrativo continuo, ni nombro a Andre Araujo ,que en el penúltimo número español hizo aparición, por lo escaso de su protagonismo en el arte de la serie.

‘Inhumano’ suponía una autentico cambio en el paradigma Marvel. Una raza minoritaria ahora estaba compuesta por millones, eran los “nuevos” mutantes, podían llegar a la cima. Además con la unión cinemática tenían a ‘Agentes de S.h.i.e.l.d’. para apoyar el interés, la segunda temporada presentaba a esta nueva raza al mundo. Pero ni con esas.

F0OKGUD

Los mejores momentos de la serie son escasos, el primer e impactante inicio de Fraction, el epilogo que da pie a ‘Inhumanity’, y los primeros números de Stegman. La resurrección de Karnak es tan previsible, tan mascada, que pierde fuerza y originalidad.

Le toca a ‘Inhumanity’ corregir estos defectos, arreglar el destrozo de una serie que ha visto su continuidad bastante machacada. Esperemos que ‘Secret Wars’ ayude a que todo esto mejore, porque de momento tenemos una gran idea perdida y mareada que no encuentra una línea clara para su desarrollo.

Artículo anterior‘Mapache Cohete’, armado y peligroso
Artículo siguiente‘Grayson’, un héroe secreto
José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote. Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo. Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.