Inicio Cómics Impresiones de un traidor: Tres imprescindibles mujeres de DC Comics

Impresiones de un traidor: Tres imprescindibles mujeres de DC Comics

205

DC Comics tiene historias que no os podéis perder.

DC Comics y sus fans están de enhorabuena. Ya que este fin de semana se estrena Wonder Woman en todos los cines, y de ella os he hablado en La Consulta, así que este último Impresiones de un traidor (hasta septiembre) usará la excusa del filme para hablar brevemente de otras tres justicieras imprescindibles de DC Comics.

Batgirl es un personaje creado en 1961 por Sheldon Moldoff y Bill Finger, cuya personalidad secreta era Betty Kane que era la sobrina de Batwoman. Pero más allá de ser ambas una réplica femenina (según se entendía esto entonces) de los héroes de Gotham no tenían nada a su favor, aunque el tiempo las ha recuperado con varias actualizaciones y cambios muy necesarios.

El primero y más relevante es el que sucedió en 1967, cuando con motivo de la conocida serie de los años sesenta nació la que por siempre se convertiría en la versión más icónica por derecho propio. Barbara, la hija del comisario James Gordon, que a espaldas de su padre lucha por el bien uniendo sus fuerzas a las de Batman y Robin.

Uno de los momentos más impactantes de esta heroína es cuando a manos del Joker en The Killing Joke se queda paralítica y empieza una carrera bajo el nombre de Oráculo, ayudando a otros héroes en su misión para intentar evitar que nadie más sufra lo que ella.

Ideada por Bob Kane y Bill Finger en 1940 en Batman nº1, entonces solamente llamada The Cat, nunca ha sido realmente una villana en toda regla, algo que se ha ido viendo en diferentes momentos en las que ha llegado a luchar al lado de Batman y otros héroes. Esta dualidad, que en Marvel Comics tiene su claro reflejo en la Gata Negra, es lo que siempre ha hecho que sea una de los ciudadanas más interesantes de Gotham, encarnando a la perfección el término de anti heroína.

Siempre ha gozado de una fuerte popularidad, lo que hizo que fuera parte de los enemigos principales de Batman tanto en las viñetas como en la serie televisiva de los sesenta y su película (con los rostros de Julie Newmar, Lee Meriwether y Eartha Kitt), que regresara a la gran pantalla en 1992 con la actriz Michelle Pfeiffer, llegando a plantearse una secuela con ella de única protagonista; un filme que por desgracia estuvo años rondando y terminaría como la debacle que protagonizó Halle Berry. En fechas más recientes ha sido la encargada de darle vida Anne Hathaway seguida de Camren Bicondova en Gotham, que se ambienta varios años antes de la primera aparición del detective oscuro.

Catwoman, la felina fatal.

Aunque hay antecedentes siempre se considera que Supergirl apareció por primera vez en 1952 en la historia The Supergirl from Krypton. Fue en el Action Comics n.º252 con diseño de Al Plastino y las letras de Otto Binder, su nombre era Kara Zor-El y era la prima de Superman.

El personaje ha sufrido muchas y variadas revisiones, llegando incluso a morir en uno de los números más recordados de Crisis en Tierras Infinitas (y una portada inolvidable) o a ni existir tras lo eventos de esta misma saga.

Aunque su popularidad ha ido y venido, consecuencia de que en general los guionistas no han sabido muy bien qué hacer con ella, ha tenido una adaptación cinematográfica en 1984 en la que tuvo el rostro de Helen Slater y actualmente una serie protagonizada por Melissa Benoist que cuenta con un buen número de fans.