Inicio Cine DC Comics Impresiones de un traidor: Superman, un héroe eterno

Impresiones de un traidor: Superman, un héroe eterno

135

SupermanEn general suelo decir que no me gusta Superman y en general suele ser cierto. Con matices, claro.

A lo largo de sus casi cien años de historia ha protagonizado momentos increíbles. All Star Superman es una joya que merece ser leída muchas veces. ¿Qué le pasó al hombre del mañana? es el canto final que jamás volveremos a ver. Es imposible no llorar con La muerte de Superman y no levantar el puño cuando aparece en el Otro Mundos El Clavo

Y más.

Un personaje que a pesar de sus defectos siempre logra encontrar su público. A veces intentando modernizarse (como en la etapa de Nuevos 52) y otras volviendo a un formato más clásico (lo que sucede ahora mismo con Renacimiento). Siempre evolucionando, siempre siendo distinto y siendo siempre el mismo: Superman.

Algo que queda claro con el tomo de ECC Ediciones 75 años de Superman. Un auténtico recorrido por la historia de este héroe al que parece que le queda muy poco por hacer, a pesar de que todos sabemos que por delante tiene todavía mil y una aventuras por vivir.

El volumen comienza con el Action Comics número 1, con esa primera viñeta que reza “Mientras un planeta remoto moría de viejo, un científico colocaba a su hijo en una nave a toda velocidad. ¡Y la envió a la Tierra!”.

Puede que no sea la mejor de las prosas y tampoco exactamente el origen que todos conocemos para este personaje. Pero es el momento en el que, sin saberlo, Siegel y Shuster estaban creando HISTORIA y cambiando por siempre el rumbo de la cultura pop de todo el mundo.

Esta primera aventura puede sorprender a los que sean lectores casuales o sólo conozcan versiones más modernas de Superman. Todavía no están Pa y Ma Kent. No vuela y sólo da saltos increíbles. Su traje todavía es el de un artista circense en estado puro y no duda en pelear a las primeras de cambio. Hay otros clichés que ya hacen su aparición como el escudo en el pecho, el amor que siente hacia Lois (y el desprecio de esta hacia su personalidad humana, algo que durará mucho tiempo) y el mechón de pelo que le cae graciosamente por la frente.

Es Superman. Todavía no es el icono que está destinado a ser, pero es la base en la que se sustentará todo.

El tomo va avanzando por las décadas y las historias. Lo hace de la mano de nombres tan legendarios como Curt Swan, Julius Schwartz, Gil Kane o George Pérez y compañeros como Batman, Jimmy Olsen o Starman, entre otros muchos que ha ayudado a que el mito sea el que es hoy en día.

Quizá lo bueno de Superman es que siempre hay otra historia, una en la que sorprenderá al lector y pasará por siempre al Olimpo de los cómics. Puede ser que eso sea lo que mejor define a Superman, que para él siempre hay un mañana, uno lleno de esperanza.

Superman