Inicio Cine Impresiones de un traidor: Más es menos

Impresiones de un traidor: Más es menos

2138

Analizamos si hay o no demasiadas producciones del género de superhéroes

Hablemos de superhéroes en el cine. Recuerdo cuando salió el primer tráiler de X-Men. Vino en un CD de estos que daban antes con las revistas de cine y tuve que ir a casa de un amigo para verlo ya que mi ordenador no podía con ello. Lo pusimos y me maravilló.

Wolverine movie

Había leído sobre ello en artículos de diferentes cómics, pero aquí estaban realmente los X-Men. Era increíble. Y la experiencia en el cine fue todavía mejor con ese increíble comienzo, un Lobezno que recibía y daba estopa, un Magneto realmente elegante y la promesa de una larga saga que hoy todavía sigue.

Antes existieron otras películas, claro. Desde Superman a Batman, pasando por La Sombra y Blade, que en toda regla es la que abrió la veda. Títulos que iban saliendo pero que estaban todavía lejos de lo que hoy ya conocemos como un género en sí mismo que es el de superhéroes.

Llegaron Spider-Man, un nuevo Batman, otro Superman, Iron Man, Hulk, Thor… La lista se iba haciendo cada vez más amplia y el hype era cada vez mayor.

Entonces, ese hype explotó en Los Vengadores. Un auténtico hito en la historia del cine, una franquicia a la inversa. Un producto que cogía personajes de diferentes películas para hacer una aventura conjunta. Además, ésta se ampliaba con una serie televisiva llamada Agents of S.H.I.E.L.D a la que seguirían Agent Carter, Daredevil

Se unían a la lista The Flash y Legends of Tomorrow. Ambas transcurriendo en el mismo mundo que Arrow. Con Supergirl se abría el concepto a la creación de un Multiverso catódico de DC. La lista no deja de crecer, además de las cancelaciones o las producciones que solo se han quedado en un intento.

¿Hay demasiado? Puede ser, pero mientras tengan público y entretengan no hay mucho problema. Lo que sí hay es mucha menos sorpresa y ese hype ha pasado a ser un habitual en nuestra vida al punto de que muchas veces ni lo notamos.

cine de superhéroes

Por un lado es genial poder ver por fin en cine a nuestros héroes favoritos y verlos bien, con sus poderes y fantásticos poderes (ya las calidades de las películas varía mucho) pero por el otro nos hemos acostumbrado tanto a ello que empieza a darnos un poco igual.

Disfrutamos viéndolas en el cine y ojalá sigan durante muchos años pero (y siento sonar un poco a lo abuelo Cebolleta) se ha perdido un poco de magia por el camino.