Inicio Noticias Cine Impresiones de un traidor: Super San Valentín

Impresiones de un traidor: Super San Valentín

94

Ayer fue San Valentín, ese día que a muchos nos parece una soberana tontería y otros deciden que es el momento del año en que igual deben hacer caso a su pareja. Soltada la pulla, vamos al tema. El mundo del cómic de superhéroes tiene un gran número de parejas y ya que ayer fue el día que fue, me parece adecuado hablar un poco de las cinco que me parecen más representativas.

Lois y Clark

La pareja inmortal del mundo del cómic. Con sus muchas idas y venidas, sus problemas y un amor que a pesar de todo parece a pruebas de bombas. No importa si Lois está luchando contra Intergang o si Superman pasa centurias atrapado en otra dimensión con Wonder Woman, este romance parece que es imposible de romper.

A nadie se le escapará que he titulado este apartado como “Lois y Clark” a propósito, en una clara referencia a la serie televisiva de los noventa que lejos de interesarnos por las aventuras de Superman lo hacía por ellos dos. A tal punto llegó que fue allí cuando todos les vimos, por fin, contraer matrimonio. Era 1996 y también lo hacían en el cómic, en un número especial que contó con un buena cantidad de autores invitados.

Boda de Lois y Clark Batman y Catwoman

Cómics, películas, series… La extraña relación de amor, pasión y respeto que tienen entre Batman y Catwoman ha sido tratada en todos los medios, en general sin los que están a su alrededor lleguen a entender bien de qué va la cosa, punto que ha dado algunos buenos diálogos entre los compañeros del murciélago.

En Batman Returns se vio este romance a través de los ojos de Tim Burton, que no dudó en alterarlo para que encajara en su propia visión pero que seguía teniendo su buena parte de fidelidad al cómic en lo que se refiere a héroe que ama a una villana (no tan villana).

A habido otros muchos casos, desde Linterna Verde y Arlequín pasando por Daredevil y Elektra, o Spider-Man y la Gata Negra que no deja de ser una revisión de la que se acaba de comentar.

Batman y CatwomanVisión y Wanda

Hace poco en mi web hablé de La Visión: poco mejor que una bestia, segundo volumen de la aclamada serie de La Visión. En este volumen se da un pequeño vistazo al pasado para repasar la compleja relación que han tenido el ser humano artificial y la joven zíngara. Sin duda uno de los amores por excelencia del mundo del cómic, que terminó de forma catastrófica con unas ramificaciones que se han extendido durante años.

En Capitán América: Civil War de Marvel Studios se puede ver la traslación de este romance, en un nivel muy primerizo cuando es poco más que miradas y gestos. Quizá una puerta que se abrirá en próximas películas.

Hulkling y Wiccan

Parece mentira pero hace ya cosa de una década que Los Jóvenes Vengadores llegaron para conquistarnos, y repitieron con su segundo volumen en el que además participaban el Doctor Muerte con una resucitada Bruja Escarlata (y un buen jaleo familiar demasiado complejo para explicarlo aquí). Los dos chicos miembros de los Jóvenes Vengadores fueron un soplo de aire fresco para una compañía que durante años tuvo a un personaje homosexual cuya función era esa, ser el personaje homosexual y poco más.

Por suerte com el tiempo las cosas van cambiando y en este caso no se trató así desde el guión, siendo sencillamente lo que debía ser: dos chicos jóvenes que están enamorados e intentan encontrar su lugar en el mundo. Eso y que eran adorables.

Hulkling y WiccanPeter y Gwen

No pueden terminar estas letras de San Valentín sin que hablemos de Peter y Gwen. Hay que remontarse a la etapa universitaria de Peter Parker cuando conoció a Harry Osborn y a Gwen Stacy, por aquel entonces poco más que un remiendo de otro amorío del arácnido y que poco a poco iría evolucionando hasta convertirse en la inolvidable muchacha que nos hizo llorar a todos.

Por primera vez desde que falleció tío Ben se puede decir que Peter es feliz, pero en la vida de Spider-Man eso no podía durar y en un enfrentamiento ella morirá a manos del avieso Duende Verde. O no, quizá murió a sus manos. Snap.

Peter y Gwen