Inicio Cómics Impresiones de un traidor: de pitos, exposiciones y censura

Impresiones de un traidor: de pitos, exposiciones y censura

Compartir

En los Salones del cómic (de Barcelona, o el sitio que sea) es normal que surjan problemas, discusiones y en ocasiones polémicas.

Esto último puede ser por mil motivos, por ejemplo que un medio generalista comience un artículo sobre un dibujante de cómics comparando su físico al de un personaje de terror (POR EJEMPLO) o que tal editorial haya lanzado una obra más o menos controvertida.

O, y así ha sido, que se quiten cuadros de una exposición sin que parezca haber explicación alguna y que el motivo (parece) haya sido la queja de un visitante. En pleno 2016 así estamos. Preocupante y mucho.

censura

La cuestión lejos de si era o no ofensivo, ya que eso siempre es algo muy relativo, es si debía retirarse o no una vez elegida la muestra, montada y expuesta. Es de suponer que tanto la organización al igual que el comisario de la exposición eran conscientes del material que estaban manejando, de que quizá alguna persona podría sentirse molesta (siempre hay alguien así, SIEMPRE) y que hacer desaparecer el problema dejando un hueco vacío no es ni de lejos la solución.

Usando una expresión que le gustaba mucho a mi padre, se la envainaron. En toda regla. Sin luchar por su decisión, por la integridad de la exposición y mostrando un total desprecio por la obra del autor en cuestión. Y no, esto no pasa solo en el Salón del cómic de Barcelona (caso en el que además los rumores han mezclado varias historias), esto ha pasado en muchas otras ocasiones y el problema es que nos falta educación.

¿Realmente es malo que haya un pito o unas tetas mostradas según son? No sé en vuestro caso pero en el mío recuerdo ver al menos el mío desde siempre y no ha pasado nada. Pitos, tetas, culos, son cosas naturales que todos tenemos en nuestro cuerpo, y todos cagamos o follamos y todos somos personas.

No tiene sentido censurar obras y autores por lo que termina siendo una cuestión de gusto y de concepción. ¿Acaso es denigrante? ¿Ataca a alguien? ¿Está haciendo apología del maltrato? ¿Promueve el machismo? ¿O solo es que no te gusta y lo consideras ofensivo?

Retirar obras y ejercer censura, no se puede denominar de otra forma, solo promueve la ignorancia. La ignorancia que se enorgullece de serlo al punto de encabezar caza de brujas, la ignorancia que se nutre de desinformación y de medias verdades, la ignorancia que se sostiene en la seguridad de saber las cosas a pesar de no haberlas comprobado jamás, la ignorancia atrevida que termina siendo peligrosa.

Y esto no ayuda a nadie, de ninguna forma posible. Educar sí, algo que queda en manos de los padres y no de las televisiones (menos pedir que cancelen programas y más no verlos), menos de los videojuegos (que jamás han hecho mal alguno) y por supuesto tampoco de una exposición que es parte del Salón del cómic.

¿Quieres censura? Censura tu ignorancia.