Inicio Cine Impresiones de un traidor: Niñas y Kurosawa

Impresiones de un traidor: Niñas y Kurosawa

10

Nuevo artículo de opinión de Doc Pastor para su columna semanal “Impresiones de un traidor” en Cinemascomics. Esta semana: Niñas y Kurosawa. Y monarquía

He esperado a que este tema de Kurosawa se pasara un poco, para no meterme en ello y que pareciera que era solo por conseguir visitas.

A ver, si lo he entendido bien una niña dice que admira a un director de cine y entonces un montón de adultos empiezan a atacarla.

La infanta Leonor

“Pero es que es la infanta”.

Usando una expresión castiza: me la trae al pairo.

“Seguro que fue cosa de los reyes”

Reitero lo dicho. Y si lo fue, entonces que el ataque vaya hacia ellos. Soy el primero en contra de la monarquía, una institución caduca, blindada, que pone por encima de todos los demás a un grupo de gente por nacimiento y por haberse casado con estos. En mi opinión habría que quitárselos del medio, dejar el país según está solo que sin ellos (bueno, y con otros muchos cambios, pero eso ya es otro tema que no tiene cabida en estas letras).

La cuestión es esta: ¿En qué mierda de sitio vivimos que nos parece bien mofarnos de una niña? Lo que además es todavía más terrible por el hecho de que las burlas vinieron al decir que tiene intereses culturales.

Claroooo, es que una cría no puede tenerlos. Debe conformarse con ver mierda en televisión y desconectar usando redes sociales. O eso parece que opina mucha gente.

Pues no. No es así.

Cuando era niño disfrutaba de Verne y de Wells, antes de cumplir los doce años me había visto (varias veces) muchos de los grandes clásicos del cine de la ciencia ficción, devoraba todos los libros que tenía a mi alcance y era asiduo consumidor de Mafalda y otras tiras cómicas (que a pesar de mis esfuerzos, a veces requería de ayuda paterna para entender del todo su significado).

Y sí, también jugaba con mis muñecos, veía series tontas y era un crío igual que otros muchos. Y al igual que otros muchos, disfrutaba de todo lo que he puesto arriba. Otros dibujaban o pintaban, algunos empezaban a tocar la guitarra, estaban los que llevaban toda la vida haciéndolo, y la lista sigue, es larga y no terminaría.

Kurosawa

No, damas y caballeros, no. El problema no es que esa jovencita vea o deje de ver a tal o cual director, el problema es otro y es realmente preocupante.

Que os lo miren.