Inicio Series de televisión Impresiones de un traidor: Las series se nos van de las manos

Impresiones de un traidor: Las series se nos van de las manos

761

Vivimos en lo que puede llamarse la edad de oro de las series. Un momento en el que la calidad en general es realmente buena, las tramas interesantes, los productos se cuidan y todo es digno de verse.

Se nos está yendo de las manos. Se nos ha ido de las manos. Hace tiempo, todo sea dicho.

Por poner un momento en el tiempo podría decirse que todo comenzó con Perdidos, quizá esta sea la primera gran serie de la actualidad. Hay otras, claro, podría hablarse de House, Breaking Bad, Fringe y una larga lista de producciones que dejaban claro que la calidad era el pilar para todo lo que estaba por venir.

Y ahora hay demasiadas.

series-1-1200x480

Casi cada semana se lanzan nuevas cabeceras y encima es que todos son esa serie “que debes ver”. Ya no hay nada malo, ahora todo es de visión obligada y si quieres estar al día casi debes dejar de tener vida. Sencillamente no hay tiempo.

A esta locura de la que somos parte muchos se suma la duración cada vez mayor de los episodios. Antes un capítulo de una hora era increíble, un momento especial que realmente significaba algo, ahora realmente empieza a ser casi una norma e incluso más, se pueden algunas tramas que pasan ese tiempo, que directamente son una película en sí mismas y no siempre por necesidad; en más de una ocasión es simplemente por serlo, por llenar el tiempo.

house

Seamos sinceros, no todo lo que se lanza tiene la misma calidad. Muchas series tienen detrás una presión social ante la que muchos caen, son esas series que deben verse sí o sí, puede que no nos gusten o que solo despierten bostezos en nuestro caso pero es mejor tragárselo que decir en público lo que pensamos.

Hay demasiado por ver y sencillamente no hay tiempo para todo. Empecemos a seleccionar, seremos más felices.

465_1024x411