Inicio Cine Cine de culto Impresiones de un traidor: ¡Que vuelvan Freddy y Jason!

Impresiones de un traidor: ¡Que vuelvan Freddy y Jason!

Compartir

¡Que vuelvan Freddy y Jason de una maldita vez! Así de alto y claro lo grita Doc Pastor en su columna semanal, Impresiones de un traidor.

Hace poco se estrenaba la nueva parte de Saw, una de las sagas sorpresa de la última década pero que por lo que han dejado entrever las críticas no va a serlo de la siguiente. En parte por basarse más en el show visual (lo salvaje y divertido de las trampas) que en otra cosa, lo que terminaba acusando cansancio al avanzar las entregas y otro tanto por haber tardado tantos años en lanzar una nueva película para intentar seguir con lo ya narrado.

A esto se suma que hace poco, y con motivo de Halloween, decoré mi casa como un viejo y maldito castillo un día, otro hice un pequeño tunel del terror (con imaginación, film transparente, un móvil y un par de leds se hacen milagros) y con mi pareja estuve viendo algunos títulos muy adecuados para estas fechas, entre los que estaba la primera entrega de la saga de Halloween.

Freddy y Jason | Impresiones de un traidorAllí estaba Michael Myers con su mono de color azul marino, su enorme cuchillo y esa máscara descolorida del capitán Kirk de Star Trek. Uno de los mitos del terror de finales de los setenta, y a lo largo de los ochenta y noventa, como una imparable máquina de matar que no necesita explicación alguna, a pesar de que se diera una en forma de maldición.

Freddy y Jason | Impresiones de un traidorEsto me hizo pensar también en Jason Vorhees, otro gigante del terror de la época. Gigante literal y metafóricamente ya que su icónica imagen será la de una enorme e imparable mole, con un igual de enorme machete y esa máscara de jugador de Hockey que le oculta el rostro y le hace todavía más aterrador. Su saga es una de las más recomendadas, con sus altibajos como Jason X y ese inolvidable cruce que fue Freddy contra Jason.

Freddy y Jason | Impresiones de un traidorLos dos monstruos por excelencia de los ochenta y noventa juntos en una película que no dudó en reírse de sí misma, pero en parte eso es lo que hizo que Freddy Krueger sobresaliera siempre por encima de los otros. Su humor negro, y por supuesto el gran acierto que fue el contar con Robert Englund como el actor para encarnarlo, al punto de que como demostró el remake de 2010 el personaje no logra funcionar igual sin él detrás.

Hay más, claro está. Podría hablarse también de Pinhead (siempre que esté Doug Bradley debajo de los pinchos), Chucky que hace poco estrenaba una nueva entrega titulada Cult of Chucky, quizá podría meterse también a los Critters y a los Gremlins en el mismo saco, aunque en su caso son más parodias que terror en estado puro. ¿Los Tomates Asesinos? No sabría clasificarla, salvo como droga de la buena y de visión obligada.

Freddy y Jason | Impresiones de un traidor¿Dónde han quedado los monstruos? Tras el triunfo de Universal con sus clásicos, agotados hasta la extenuación (y veremos el Dark Universe), parece que solo estos han logrado elevarse como iconos y permanecer allí. Puede que por lo arriesgado de su propuesta en su momento, igual el humor que en más de una ocasión no dudaban en usar, o es que sencillamente la fórmula de tipo aterrador que persigue a idiotas (seamos sinceros, muchas veces los protagonistas lo son) sigue funcionando y nos encanta.

No me hagáis caso, es que me a veces me puede un poco la nostalgia. La nostalgia de ver descuartizados a jovencitos confiados por seres que son indestructibles y siempre lograrán volver. Por cierto, os recomiendo y con mucho haceros este trío de películas: Las últimas supervivientes, Tucker y Dale contra el mal, y La cabaña en el bosque.

Para terminar, un poco de música clásica con cierta actualización.

Happy Halloween.