Inicio Star Wars Impresiones de un traidor: Carrie Fisher, apenas te conocimos

Impresiones de un traidor: Carrie Fisher, apenas te conocimos

285
Compartir

Una semana más, nuestro querido Doc Pastor escribe en su sección semanal “Impresiones de un traidor”. Esta vez: Carrie Fisher y Star Wars.

Hay personas que están presentes a lo largo de nuestra vida aunque realmente nunca lleguemos a toparnos con ellas. Puede ser el escritor al que admiramos, un músico que idolatramos o esa joven actriz que tomó parte en una pequeña producción de ciencia ficción que iba a cambiar para siempre la historia del cine.

Sí, claro que me refiero a Carrie Fisher (si no, el título de esta columna no tendría sentido alguno) y a su participación en la saga de Star Wars. Se extendió por tres películas, luego un parón y su regreso de nuevo al personaje de la princesa Leia en las partes séptima y octava de la mentada epopeya galáctica.

Impresiones de un traidor: Carrie Fisher

Repasando reconozco que en el momento de su muerte, acaecida hace varios meses, no podría decir que supiera mucho de ella y por lo que parece no soy el único al que le pasaba. ¿Cómo me he dado cuenta? En gran medida leyendo el libro El diario de la princesa, el último que ella publicó en vida y que en nuestro país lanza Nova.

Sin entrar en mayor medida en esto reconozco que fue una forma de encontrarme cara a cara con la actriz, con la actriz según era en el momento de escribir el volumen y según era cuando interpretó por primera vez a Leia ya que se reproducen parte de los diarios que ella misma tomó en ese momento.

Todo esto me hizo ver que apenas sabía nada de ella. Sé de su faceta de guionista, quién era su hija y su madre, los problemas de esta, su feo y adorable perro, que apareció en la primera película de Los ángeles de Charlie: Al límite haciendo de monja y también en Jay y Bob el silencioso contraatacan de nuevo de monja, además de otros títulos como Cuando Harry encontró a Sally…

Y poco más.

Es una lástima que una persona que siempre ha estado ahí, bien sea en la pantalla de cine y en la de casa en su versión doméstica, en revistas y libros, en muñecos y otro merchandising… Es una lástima que una persona que a fin de cuentas ha formado parte de nuestra vida sea tan desconocida.

Quizá vaya siendo el momento de descubrirla.

Impresiones de un traidor: Carrie Fisher