Inicio Cine 10 robots humanos más que humanos

10 robots humanos más que humanos

Compartir

“Humanos más que humanos”. Ésa es una de las máximas que persiguen los robots replicantes Nexus de la saga cinematográfica ‘Blade Runner’, tanto los que aparecen en la película de Ridley Scott del año 82 como los creados por Dennis Villeneuve en ‘Blade Runner 2029’. Llegar a sentirse más humanos que los propios humanos. Ésa también ha sido una constante de muchos otros robots que configuran la historia del cine de ciencia ficción y futurista, y han representado simbólicamente aquellos humanos que han sido apartados y ninguneados por la propia sociedad. Cinemascomics recoge algunos de ellos que proliferaron sobretodo a partir de los 80 y que siguen hoy día muy presentes, con nuevas formas y nuevas sensibilidades, en el cine actual.

Replicantes Nexus (‘Blade Runner’)

“He visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de Orión… He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser… Todos esos momentos se perderán… en el tiempo, como lágrimas… en la lluvia”. El discurso es del líder de los robots replicantes, Roy Batty, en la película ‘Blade Runner’ (1982) de Ridley Scott. Los replicantes  desarrollaron una gran consciencia sobre la vida y el sentir humano, algo que los lleva a anhelar la inmortalidad. En ‘Blade Runner 2049’, esos replicantes renovados y nuevos, van más allá y buscan ser más humanos que los propios humanos, luchando por aquello que quieren, tomando sus propias decisiones y teniendo como símbolo un replicante que pudo engendrar un hijo. Joe o K, interpretado por Ryan Gosling, es uno de sus mayores exponentes, ya que por unos instantes percibe lo que es ser humano y el peso que ello conlleva.

Blade Runner 2049

Número 5 (‘Cortocircuito’)

‘Cortocircuito’ es el original robot que apareció en los años 80 en dos películas que vieron la luz en 1986, dirigida por John Badham, y en 1988, por Kenneth Johnson. Número 5, un robot con inteligencia artificial, es el protagonista de estas dos comedias de ciencia ficción y fue creado por la compañía Nova en un primer momento con objetivos militares para servir al Ejército de Estados Unidos, pero consigue tener consciencia después de que le cayera un rayo encima. Un impacto que le otorga sentimientos y un hambre voraz por más y más datos. “Es una máquina no puede enfadarse ni ponerse alegre ni sentimental, ni reírse de sus chistes”, dice uno de sus creadores. Algo que el robot demuestra que sí es posible.

Cortacircuito número 5

T-800 (‘Terminator’)

“Ahora sé por qué lloráis, pero eso es algo que yo nunca podré hacer”. La frase la pronunció el robot T-800, interpretado por Arnold Schwarzenegger, llegado del futuro para asesinar a Sarah Connor en ‘Terminator’ (1984) y para defender al joven John Connor ‘Terminator 2: el juicio final’ (1991). Hay una evolución en el T-800 entre la primera y la segunda película, ya que en ‘Terminator’ el robot es una máquina de matar sin emociones, y en la segunda en cambio parece haberlos desarrollado como indica la frase antes citada. Esas emociones y sentimientos se muestran en la relación entre John Connor y el T-800.

Terminator

Andrew (El hombre bicentenario)

El robot NDR ‘Andrew’ tiene un objetivo, que se reconozca que tiene alma, que se le declare como ser humano, y eso es lo que busca a lo largo de sus 200 años de vida. ‘Andrew’ es el protagonista de ‘El hombre bicentenario’ (1999) dirigida por Chris Columbus, protagonizada por Robin Williams y basada en un libro de Isaac Asimov. Comenzó como sirviente, pero poco a poco y por sorpresa de su familia, va desarrollando habilidades poco habituales en su “especie” como su trabajo artístico con la madera. Se aplica muchas operaciones para ir asemejándose cada vez más al humano, algo que le lleva incluso a envejecer físicamente. “Prefiero morir como hombre que vivir toda la eternidad como máquina”, dice en una de las últimas escenas de la película.

El hombre bicentenario Andrew

David (‘Inteligencia artificial’)

Steven Spielberg estrenó en el año 2001 la película ‘Inteligencia artificial’. Un drama futurista de ciencia ficción en el que los seres humanos conviven con sofisticados robots que llevan por nombre Mecas. La frontera que marca la diferencia entre hombres y máquinas es la emoción, los sentimientos. A pesar de ello, Cybertronics crea el niño robot David, interpretado por Haley Joel Osment, que está creado para mostrar amor hacia sus “dueños”. Ello implica otros sentimientos como el odio, la envidia y la tristeza, e incluso llega a tener consciencia propia de quien es y de lo que es.

Inteligencia artificial

‘El gigante de hierro’

‘El gigante de hierro’ (1999) es una película de animación dirigida por Brad Bird, y trata sobre la amistad entre un niño, Hogarth Hughes, con un enorme y amnésico robot. Su amistad con el niño, es lo que hace que el gigante de hierro deje a un lado por momentos todo su potencial guerrillero y militar, para mostrar una gran humanidad y cariño por Hughes. Uno elije lo que quiere ser, es una de las frases que más mueven a este gigante que solo desea ser como Superman. La película tiene como contexto la Guerra Fría y se sitúa en el año 1957.

El gigante de hierro

Samantha (‘Her’)

Samantha, coprotagonista de ‘Her’ (2013) no es un robot, sino que es un sistema operativo basado en el modelo de Inteligencia Artificial. El sistema es diseñado para satisfacer a sus usuarios y se termina convirtiendo en un gran éxito en el mundo ideado por Spike Jonze en ‘Her’. El solitario y melancólico protagonista se hace con el sistema, y comienza una relación romántica con Samantha, incluso compartida con sus amigos. El sistema operativo parece cada vez más humano, sintiendo más emociones y siendo consciente de sus diferencias con las personas.

Samantha her

Peregrinos (‘Autómata’)

‘Autómata’ (2014), de Gabe Ibáñez, protagonizada y producida por Antonio Banderas, es un filme que se pregunta qué sucedería si la inteligencia artificial superara a la humana. ‘Autómata’ se sitúa en 2044 con unos robots llamados peregrinos, que en un principio son para ayudar a los humanos en ambientes hostiles. Ellos tienen dos normas programadas: deben preservar la vida humana y no pueden modificarse a sí mismos. Dos “leyes” que se ponen en entredicho cuando los robots son “esclavizados”.

Automata

Ava (‘Ex Machina’) 

Ava es una robot con inteligencia artificial que aparece en la película ‘Ex Machina’ (2015) del director Alex Garland. Su creador es un programador multimillonario llamado Nathan. La humanidad o la humanidad programada de Ava es impresionante y lleva al espectador y a uno de los protagonistas de la película, que trabaja con ella, a dudar continuamente de si es simplemente un robot o va más allá en su consciencia y pensamiento.

ex-machina

David (‘Alien: Covenant’)

David es el robot interpretado por Michael Fassbender en ‘Alien: Covenant’ (2017) de Ridley Scott, que ya apareció en su secuela ‘Prometheus’ (2012). David queda atrapado en un planeta entre una y otra película durante unos 10 años. En la película más reciente David muestra una gran humanidad o como dijo el mismo Fassbender siente “inseguridad, ego, furia, cosas como el orgullo y la envidia”. De hecho, si en ‘Blade Runner’ el debate es sobre si un robot puede engendrar vida, en ‘Alien: Covenant’ está en crearla.

David, Alien Covenant

Hay muchos más así que os invitamos a que mencionéis otros ejemplos, o que nos digáis cuales son vuestros favoritos en los comentarios.


Compartir
Pere Francesch Rom

Pere Francesch Rom. Nació en 1981. Viene de la comarca conocida como Baix Camp en Tarragona y es licenciado en Periodismo. Ha pasado por diferentes medios de comunicación como ‘El Correo’ (Bilbao), ‘Diario de Noticias’ de Álava y el ‘Diari’ de Tarragona. Actualmente trabaja en la sección de cultura de la Agència Catalana de Notícies (ACN). Colabora, además, en la revista ‘on line’ Muzikalia y en la de cine pantalla.cat.

Creció muy enganchado a ‘Bola de Drac’ (‘Dragon Ball’), ‘Las Tortugas Ninja’, Astérix y a los cómics de Spiderman y Batman. Soñó con que algún día podría pilotar a Mazinger Z acompañado por unos locos Gremlins y luchando con los Cazafantasmas. Contrario a los prejuicios que aún hay sobre las novelas gráficas, tres cómics le marcarían profundamente: ‘Superman Hijo Rojo’, ‘V de Vendetta’ y ‘Watchmen’. En cine, a grandes rasgos, ‘El Padrino’, toda la filmografía de Tarantino y Hitchcock, ‘El Señor de los Anillos’, todo aquello con aroma a Festival de Sitges o las historias de cómics y superhéroes llevadas al cine destacando sobre todo ‘300’, el Batman de Nolan o ‘Capitán América: Soldado de Invierno’. Es adicto a las series, sus preferidas: ‘Lost’, ‘Los Soprano’, ‘Breaking Bad’, ‘Juego de tronos’, ‘True Detective’ o ‘American Horror Story’. Amante de estas dos artes, cine y cómic, porque ambas tienen esa capacidad de llevarte a aquel lugar imaginativo y soñador del que difícilmente se puede volver.