Inicio Cine Marvel Hugo Weaving podría ser Cráneo Rojo en ‘Capitán América: El primer vengador’

Hugo Weaving podría ser Cráneo Rojo en ‘Capitán América: El primer vengador’

975

Hugo Weaving podría convertirse en el villano de la próxima película de Marvel Studios, ‘Capitán América: El primer vengador’

El director Joe Johnston ya ha revelado que Cráneo Rojo será el villano en ‘Capitán América: El primer vengador’. Y ahora, Marvel Studios está en negociaciones con Hugo Weaving (el popular agente Smith de Matrix) para desempeñar el papel. Si el acuerdo ocurre, volverá a coincidir con Johnston, con quien trabajó en el remake de The Wolfman”.

Red Skull fue presentado por primera vez en Capitán América número 1 en 1941. En 1965, durante la Era de Plata de los cómics, el personaje fue representado en Tales of Suspense número 65, a pesar de que la siguiente edición es reconocida como la primera aparición moderna del Red Skull original. El tercer Red Skull es más conocido como el causante de la muerte de los padres de Peter Parker.

Hugo Weaving podría ser el Cráneo Rojo en Capitán América: El primer VengadorRed Skull aparecido en los ’40 fue George John Maxon, un hombre de negocios estadounidense y agente nazi que lideraba un círculo de espías y saboteadores. Enfrentó al Capitán América durante dos de las misiones posteriores.Un oponente formidable, Maxon, fue asesinado durante el último encuentro, sin embargo reaparecería en la Era Moderna. No obstante, en la avanzada Era de Plata, los escritores decidieron que Maxon simplemente había sido una trampa para otro Red Skull aún en vida, llamado Johann Schmidt. Este Red Skull, a través de retcon, sería ahora considerado el Red Skull más reciente siendo a veces etiquetado como Red Skull II y la encarnación de Schmidt (un personaje aparecido cronológicamente más tarde en los libros) como Red Skull I.

Cráneo Rojo, archi enemigo del Capitán América

Como muchos supervillanos, Schmidt tuvo una infancia traumática que lo marcó como villano. Su madre murió durante el parto y su padre siempre le culpó por ello, e incluso trató de asesinarlo, siendo detenido por el doctor. Más tarde, su padre suicidaría dejándolo huérfano. Johann creció en las calles, sobreviviendo a duras penas, y su odio por la humanidad creció día a día. Un episodio clave fue cuando se enamoró de joven judía y al ser despreciado por ella, la asesinó, encontrando así alivio a sus frustraciones. Con ello, su depravación creció aún más.

En su adolescencia, durante el alzamiento del Tercer Reich, Schmidt consiguió su más próspero trabajo, como botones de un hotel. Allí sirvió en las habitaciones del mismísimo Adolf Hitler. Por casualidad, estuvo presente cuando el Führer regañaba furiosamente a un oficial y juró que entrenaría a Johann, un simple botones, para ser un Nacional Socialista mejor. Atento a su juventud e intuyendo su naturaleza oscura, Hitler decide proceder con el desafío y recluta a Schmidt.

cráneo rojo y el Cubo cósmico (The Tesseract)Insatisfecho con la instrucción estándar que sus subordinados usaron para entrenar a Schmidt, Hitler se encargó de la tarea personalmente. Sobre el final, Hitler le entrega a Schmidt un uniforme único y singular con una máscara de calavera roja grotesca, y así emergió como el Red Skull (Craneo Roja) por primera vez. Su rol fue la encarnación de la intimidación Nazi, mientras Hitler se mantenía como el líder popular de Alemania. Red Skull fue la cabeza designada de las actividades terroristas nazis con un gran rol adicional en el espionaje externo y sabotaje. Tuvo éxito, sembrando caos en toda Europa durante las primeras etapas de la Segunda Guerra Mundial. El efecto de propaganda fue tan grande que el gobierno estadounidense decidió contradecirlo creando su propio equivalente, usando el recipiente del Project Rebirth perdido, Steven Grant Rogers, como Capitán América.

Las dos contrapartes pronto chocaron entre sí, en lo que se denominaría como series de compromisos a lo largo de la guerra, finalizando en una batalla que dejó la Calavera enterrada bajo los escombros de un edificio bombardeado (inmediatamente expuesto a un gas experimental allí, permaneció en animación suspendida por décadas).

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.