Henry Cavill estaba demasiado "gordo" para interpretar a James Bond Henry Cavill estaba demasiado "gordo" para interpretar a James Bond
Cine

Henry Cavill estaba demasiado “gordo” para interpretar a James Bond

Henry Cavill estaba demasiado "gordo" para interpretar a james Bond

El actor Henry Cavill comenta porque no pudo interpretar a James Bond y como fue el proceso de casting de la película.

Henry Cavill ha interpretado a Superman desde 2013 y ahora está preparando la serie de The Witcher para Netflix donde dará vida a Geralt de Rivia. Si algo destaca de este actor es que está muy musculado. Tiene una presencia física espectacular y impone su presencia en pantalla, pero no fue siempre así. Sabemos que Hollywood es muy cruel con los actores que apenas están empezando y fue rechazado para algunos papeles como James Bond y Edward Cullen de Crepúsculo. Papel que interpretó Robert Pattinson y que años después será el nuevo Batman. Cosas de la vida…

En el año 2004 – 2005 cuando querían seleccionar un nuevo actor para interpretar a James Bond, parece que Henry Cavill no estaba en forma para ser el agente secreto más famoso del mundo. Así lo explica el propio actor.

“Probablemente podría haberme preparado mejor. Recuerdo al director, Martin Campbell, diciendo: “Pareces un poco gordito”, recordó Henry Cavill. “No sabía cómo entrenar o hacer dieta. Y me alegro de que Martin haya dicho algo, porque respondo bien a la verdad. Me ayuda a mejorar”.

Parece que agradeció que le dijeran la verdad y se tomó en serio el tema de entrenar y ponerse en forma.

Henry Cavill estaba demasiado "gordo" para interpretar a james Bond

También explica que perdió en el papel principal en Crepúsculo.

“No estaba entusiasmado por no conseguir estas cosas”, dijo Henry Cavill. “Porque estaba muy acostumbrado a la decepción del negocio de la actuación. Que me dijeran: No, no eres lo suficientemente bueno, eso no era nada nuevo para mí”.

En 2006 se estrenó Casino Royal que fue la primera película de James Bond que interpretó Daniel Craig. Mientras que Crepúsculo llegó al cine en 2008 con Robert Pattinson. En esa época el actor Henry Cavill estaba haciendo películas como Tristán e Isolda o Red Riding Hood, pero siempre como secundario. Su gran oportunidad le llegó con la serie de Los Tudor (2007 – 2010). Después de eso, protagonizó las películas Immortals (2011) y El Hombre de Acero (2013), que le llevaron a la fama mundial. Para esa época ya no estaba gordo, sino todo lo contrario.