Inicio Cómics ‘Harbinger Wars’, el bueno, el feo, el malo japones y los niños...

‘Harbinger Wars’, el bueno, el feo, el malo japones y los niños con poderes

1394

Toda editorial se compone de diferentes títulos que coexisten en el mismo marco temporal y espacial. Es inevitable que sus caminos se crucen. Así surgen los crossovers o sagas, incluso macrosagas sin incluyen gran cantidad de colecciones y tiempo. Malditas por unos y muy apreciadas por otros son omnipresentes. En este caso es la primera de la nueva Valiant, y podemos decir que lo han hecho realmente bien.

‘Harbinger Wars’ trata sobre la guerra secreta que llevan a cabo dos organizaciones que controlan seres superpoderosos, los psiots. Una es la Fundación Harbinger, corporación privada que arroja muchas sombras sobre sus intenciones. Y el Proyecto Espíritu Renacido, bajo el control del gobierno estadounidense, o quizás no, que actúa mas que de forma inmoral para lograr sus metas.

Ambas han tenido sus problemas. Espíritu Renacido ha perdido un arma caza- psiots de gran poder, Bloodshot. Y la Fundación ha desencadenado un psiot de gran nivel con problemas mentales, que ha decido crear su propio bando en esta lucha, Peter Stanchek y sus Renegados. La guerra estaba cerca, y ahora gracias a las acciones de todos los frentes aparecen nuevos jugadores, Generación Cero. Los prisioneros psíquicos de Espíritu Renacido que se rebelan por su libertad. La guerra está servida.

Harbinger warsSi este pequeño resumen no aclara gran cosa es porque no gustamos de estropear las sorpresas a los lectores. Pero lomas importante es que en una colección los guionistas de ‘Bloodshot’ y ‘Harbinger’ consiguen crear un evento diferente donde sus creaciones no ocupan los lugares principales, sino que se unen a una historia que discurre por si misma. Descubrimos nuevos personajes y su historia, todos definidos y con una personalidad propia. Muy difícil para dos escritores trabajando al alimón, pero Joshua Dysart y Duane Swierczynski se compenetran de forma maravillosa y la historia se lee de un tirón. Cierto es que deja mas posibilidades futuras que tramas cierra, pero será en cada serie donde cierre cada autor sus ideas.

EL dibujo corre a cargo de Clayton Henry con aportaciones de Clayton Crain, maravillosas sus paginas, brutales y hermosas a la vez, y Pere Pérez. Crain ya ha demostrado en ‘Harbinger’ que es un autor adecuado para esta nueva ola de superpoderes, y en esta serie cumple de sobra y dota de vida a toda la acción. Y sobre todo eso es lo que abunda, la acción, desborda, arrolla y hace que toda esta gran conspiración llena de poderes mentales se convierta en un disfrute de explosiones, disparos y mas explosiones. Y de paso hace que las viñetas pasen con una velocidad asombrosa. La narración une historia y dibujo de forma tan simple que antes de percatarte has acabado el tomo, y pides mas. Pero será en las dos series madres donde veremos acabar todo lo que aquí queda abierto.

Por mi parte destacar a los ‘H.A.R.D. Corps’, ese grupo de supersoldados viejos y cansados que no encajan en la sociedad por todo lo que sufrieran, tanto en cumplimiento de su deber, como en un laboratorio. En tan pocos trazos ves a esos cansados y estramboticos personajes que hasta te molesta que sean villanos.

Decir que dentro de la consideración editorial nos encontramos con un evento que ha sido muy cuidado. Se ha publicado una serie independiente que no es necesaria para continuar las colecciones implicadas, pero que es muy recomendable adquirir porque suma mucho a ambas historias. Demasiadas veces hemos visto crossovers que te obligaban a comprar tu serie favorita, la que contenía la saga, y algunas adicionales para entenderlo bien todo. ‘Harbinger Wars’ cumple la máxima de las sagas pero lo hace sin molestar al resto de series, ‘Bloodshot’ y ‘Harbinger’ pueden leerse sin ella, y por ello alabo el plan editorial americano y de Panini en España. Con la opción de no necesitarla se adquiere por su entidad propia mas que por obligación. Está ocurriendo en otras editoriales y macrosagas, pero no tan sencilla y elegantemente.

Lo único que puedo añadir a este libro es mi deseo que todos los crossovers se desarrollen así de impecablemente, y llevamos una buena época así, con ‘Infinito’ o ‘La Era de Ultrón’ a la cabeza. Y también que publiquen, pero ya, en España ‘Quantum & Woody’ y ‘Eternal Warrior’ porque se me está haciendo corto el catalogo de Valiant y sería el colofón perfecto a esta linea que ha demostrado que no todo está dicho en el campo de los tipos en mallas, pueden no llevarlas, y también son fantásticos.