Inicio Cómics Harbinger, la mente sobre la materia

Harbinger, la mente sobre la materia

1336

Si los superpoderes fueran un elemento a tener en cuenta en el orden mundial, ¿quién los dominaría, los poseedores de las habilidades o los gobiernos?¿llegaría esa guerra secreta a ver la luz cuando un individuo lucha contra el sistema? ‘Harbinger’ es una de las más lucidas reflexiones sobre los superpoderes en el mercado actual, y también una de las series mas adictivas y llenas de adrenalina que se publican.

Harbinger

Si el cómic original nació en los 90 con un carácter muy adolescente de lucha contra una malvada organización, la actual recoge personajes y elementos de ella, pero convierte la aventura juvenil en destrucción hiperhormonada. La gran acogida de Valiant debe mucho a los grandes trabajos en crear productos con enfoques potentes y atractivos. Joshua Dysart fue el encargado de la serie que menos expectativa creaba para la muchos aficionados por ser demasiado “común”, pero la convirtió en una de las bombas de la resucitada editorial.

Las habilidades psíquicas siempre han sido aprovechados en la mayoría de las series de superheroes como todos los poderes, como un arma. En otras series las habilidades extrasensoriales se convertían en herramientas para historias de espionaje o descubrimiento de la realidad personal. Dysart cogió todo lo que le gustó de estas ideas y lo fundió en una trama realista, y sobre todo muy malvada. Ni siquiera el protagonista se salva de ser un manipulador egoísta, sus compañeros son mas disfuncionales que la familia Simpson, sumada a los Griffin, y el villano no sólo quiere cambiar el mundo, su egomanía le confunde por momentos y a veces se cree que es protagonista de un destino impropio que usurpar, otras una especie de Profesor X que salva a estas personas especiales, y a veces un presidente corporativo que ansía el poder. Y muchas veces no parece que sepa quien es y aunque sea a fuerza de autoconvencerse todo se confunde, casi esquizofrenia pura.

Si los personajes bailan en lineas difusas y muchas veces se lanzan de cabeza al abismo, la trama no se queda atrás. Existen dos grandes “empresas” que persiguen y utilizan a los “psions”, las personas con poderes, y se pelean por ellos. Una los utiliza para misiones secretas y las destruye cuando no puede dominarlas el “Proyecto Espíritu Renacido”, con un asesino especializado, Bloodshot, protagonista de otra serie Valiant que vale la pena visitar. La otra actúa como una corporación benévola que ayuda a los “psions” y les enseña y proporciona una vida, ¿o no? La realidad es que ambas buscan beneficios por encima de todo, cambiar y controlar el mundo, puede que la intención sea diferente pero los medios no difieren en exceso, y quizás ese parecido tenga una razón de ser…

Hasta el momento en España hemos visto los tres primeros tomos que recopilan el primer año de vida de la serie, más el extra de las ‘Harbinger Wars’. En cada uno la trama se complica y lleva a nuevas revelaciones y nuevasas verdades sobre las empresas, los gobiernos, la economia mundial y la libertad y responsabilidad personal. Porque aunque la historia trata de gente con superpoderes, son adolescentes problemáticos, muy problemáticos. Y el descubrimiento de sus habilidades de sus nuevos limites, o el desconocimiento de ellos, lanza la aventura a muchos niveles por una carretera oscura, ya que la adolescencia y los años de madurez son complicados y ya te creas un superheroes, solo quieras compensar los daños que has producido o de repente te este creciendo una conciencia, no es fácil si te persiguen ejércitos que luchan una guerra secreta.

‘El nacimiento de Omega’ fue el pistoletazo de salida d ella serie. Una introducción por la puerta grande que nos presenta un mundo nuevo y a un protagonista diferente, Peter Stanchek, un paria que tiene la capacidad de cambiar el mundo. Y dos grandes perseguidores la Fundación Harbinger de Toyo Harada, aparentemente benevolente, y el Proyecto Espiritu Renacido que se presenta como una agencia militarizada. Y el primer amor, y una gran mentira, y mucha acción. Para ser el primer tomo daba mas que una gran dosis de lo que estaba por venir.

El dibujo de Lewis Larosa resulta más que adecuado, una narración rapida y un planteamiento de los poderes mentales muy espectacular y detallado, lo que lleva a sus ilustraciones a ser muy potentes y atractivas. Un punto muy favorable por la espectacularidad, y cuando la serie gira a caminos mas dialécticos se defiende con soltura con muchas viñetas cinéticas y cercanas al lenguaje audiovisual que agilizan la lectura.

‘Renegados’, el segundo volumen, relataba como Peter buscaba mas gente como él, pero que no hubieran sido tocados aún por la influencia de ambas fuerzas opositoras. Formaba su propio ejercito para ser una tercera fuerza. Quizás quiera ser el equilibrio o el destructor de ambas, pero por lo que parece de momento, solo consigue ser tan peligroso para todos como las acciones que espera detener. Dudas y replanteamientos en la acción de este nuevo grupo, y continúan las grandes muestras de los grandes poderes del “psion” mas poderoso de la Tierra.

Fue durante este arco cuando llegaba un clásico del cómic que se mantendrá un tiempo en la serie, Barry Kitson. El ilustrador desarrollo buena parte de su primera época en DC, la Legión de Superheroes, Batman, Azrael, fueron los personajes que mas le marcaron. Pero su arte ha evolucionado del puro espectáculo superheroic,o a un estilo narrativo solido y descriptivo que sigue empujando esta obra a cotas altas de disfrute.

Harbinger-wars-larosa

Y el tercer, y por el momento ultimo, tomo conecta con la serie limitada ‘Harbinger Wars’, En medio del caos que se forma cuando el Proyecto Espíritu Renacido ve destruido uno de sus emplazamientos secretos, el grupo de Stanchek llega para ayudar. El resultado es mas caos y una salida a toda prisa. Pero no es lo que mas interesa del tomo. ¡El origen de Toyo Harada se revela! Imprescindible para poder entender de donde sale su obsesión por el Omega, por el futuro, y como llegó a ser quien es.

‘Harbinger’ es una colección a seguir no solo por su adictividad, es inteligente e incluye mucho mas que poderes y acción. Existe una evolución de sus personajes muy cuidada que dota de vida a toda la historia, el cuidado en las relaciones personales entre ellos y sus oponentes, están algo mas que bien desarrolladas. Siempre añade mucha sal a la ensalada, el mundo oculto que controla el real, la conspiración que domina la sociedad. Grandes hermanos que se pelean y el público no se entera, el dominio de los mercados y la economía. Todo conspiranoico se encontrará en su salsa mientras ve los muchos secretos que se vislumbran en el futuro de esta serie.

Dysart es un escritor con bastantes éxitos detrás, su Soldado Desconocido me parece uno de los mejores cómics sobre los conflictos africanos que he leído, y desde luego con Harbinger dio un paso a delante, demostrar que no es casualidad. Y mientras siga dejando el listón a esta altura, si algún día deja la serie, el guionista que venga va a tener que trabajar mucho para igualarlo.