fbpx Harán una película de Stanley Kubrick 22 años después de su muerte
Cine

Harán una película de Stanley Kubrick 22 años después de su muerte

Harán una película de Stanley Kubrick 22 años después de su muerte

El director Stanley Kubrick es uno de los realizadores más míticos de la historia del cine y dejó una película que nunca llegó a hacer.

Gracias a obras maestras como 2001: Una odisea del espacio (1968), La naranja mecánica (1971), El resplandor (1980) o La chaqueta metálica (1987), el director Stanley Kubrick es considerado uno de los mejores cineastas de la historia. Hizo un total de 13 largometrajes, dejando mucho tiempo entre películas. Ya que era conocido por su meticulosa atención al detalle y producciones largas y rigurosas.

Ahora, Stanley Kubrick volverá a ser el centro de atención cuando uno de sus guiones archivados coescrito con Jim Thompson se adapte a una película. El proyecto es un thriller de cine negro titulado Lunatic at Large y sus derechos fueron adquiridos por los productores Bruce Hendricks y Galen Walker. Está previsto que la producción de la película comience en otoño, aunque los detalles sobre la trama y otros miembros involucrados aún no se han revelado.

No hay que confundir esta película con The Lunatic at Large (1927) de Fred C. Newmeyer protagonizada por Leon Errol, Dorothy Mackaill, Jack Raymond y Kenneth MacKenna.

Sus trabajos siguen fascinando a todo el mundo.

Stanley Kubrick dejó muchos proyectos sin terminar en el momento de su muerte, incluida la película de ciencia ficción A.I. Inteligencia artificial, que Steven Spielberg decidió estrenar en 2001. Muchos productores también han intentado resucitar su épica historia abandonada sobre la vida de Napoleón.

Además en 2010 ya intentaron hacer la película Lunatic at Large protagonizada por Sam Rockwell y Scarlett Johansson, pero el proyecto no llegó a hacerse realidad. Así que habrá un nuevo intento por parte de Bruce Hendricks y Galen Walker, que han tenido décadas de experiencia en la industria del cine, por lo que el proyecto está en manos capaces. Pero sin duda será difícil estar a la altura de los ambiciosos estándares de Stanley Kubrick.