Inicio Noticias ‘Happy’, un cuento grosero de Navidad

‘Happy’, un cuento grosero de Navidad

835

Un asesino a sueldo en el fondo del pozo recibe la visita del amigo imaginario de una niña pidiendo que la salve, entre lo correcto y salvar el pellejo, ¿qué hará Nick Sax?

Dentro del catalogo de Image destaca esta obra por ser la primera que el siempre genial y polémico Grant Morrison publica desde hace mucho tiempo fuera de las grandes. En Inglaterra existen obras dentro de editoriales más pequeñas, pero en los USA quitando alguna colaboración corta como ‘Spawn: Reflejos’, el escocés no se ha prodigado en exceso.

¿De que trata ‘Happy’? Un expolicía metido a asesino a sueldo recibe la visita del amigo imaginario de una niña, un caballo azul con alas y un cuerno (no es broma, lo juro, un pegasonicornio con más aspecto de burro que de caballo, la verdad) al que sólo él ve. El animalito de nombre Happy, le pide que la salve, ya que se encuentra secuestrada por un pedofilo. Además el pobre Nick Sax, protagonista de este lío, está siendo perseguido por la mafia, por la policía que trabaja para la mafia, y por su mala conciencia, pero a esta última la tiene más dominada, o sedada, a base de diversos productos dañinos y hasta ilegales. Una historia disléxica de navidad, de familia, de responsabilidad, de redención y de violencia, mucha violencia. Garth Ennis tiene que estar verde de envidia por no haber pensado esta historia.

happy-grant-morrison-4_03

Ya han señalado otros que el principio de la obra es clavado a ‘Ese cobarde bastardo’ de Frank Miller en su enorme ‘Sin City’, y tiene razón en que ese rescate de la niña de manos de un pervertido en Navidad, por un ex policía venido a menos es bastante cercano, pero no tanto. Grant Morrison tiene un argumento parecido en su cabeza, pero se aleja mucho del planteamiento de Miller. Al igual que él usa el genero negro para construir su historia, pero esta avanza por derroteros muy diferentes. Nuestro protagonista, Nick Sax, es un cabrón, el mismo se define así, pero se ha convertido en un cabrón, no siempre fue así. Su vida se torció por hacer lo correcto y verse rodeado de gente corrupta. Personaje arrastrado a lo peor de la vida por otros, muy noir. Se ha olvidado de todo y de todos, y como el señor Scrouge de ‘Cuento de Navidad’ de Dickens necesita que le recuerden que hay cosas más importantes que el mismo. Morrison se abstiene de cualquier tipo de adorno innecesario y cuenta una historia sencilla, de género, y demuestra que cuando un autor es bueno, puede enfrentarsea a cualquier cosa. Recordaba el escocés cuando hablaba de esta obra a su editora en el sello Vertigo en DC, Karen Berger, afirmando que esta historia no le habría gustado por el tema del abuso a menores, y que Image parecía más adecuada para su publicación.

happy02aY si el guionista es “Top”, el dibujo no podía tener menos calidad. El veterano Darick Robertson, cocreador de la callejera y reivindicativa ‘Transmetropolitan’, dibujante superheroicoque comenzó en ‘Los Nuevos Guerreros‘, o destructor del mismo genero en ‘The Boys‘, se encarga de esta obra de navidad donde Scrouge es un tipo que dispara a la gente muchas veces.

happy-the-horseEl artista está en su mejor momento, y es capaz de plantear una ciudad oscura, maloliente y repulsiva para ambientar una historia de Navidad, sucia y con un Papa Noel asqueroso y degenerado, pero Navidad. De sus trabajos con Warren Ellis y Garth Ennis ha ganado el americano en gestualidad, en comicidad, pero sobre todo en saber contar una historia. Narrativa dinámica y llena de acción, brutal y exagerada como le gusta a Robertson, para contar una historia donde tenemos que empatizarnos con un tío que es, sinceramente, un pedazo de mierda con patas. Destacar ese diferente aspecto de Happy, el amigo imaginario, que es un animal de dibujos animados en un mundo real desagradable y cuando aparece deja un poso de esperanza, aunque sea por esos dientes enormes y esa capacidad de ser bastante “cabrito” cuando es necesario.

Una obra corta donde Morrison se aprovecha de lo que sabe hacer Robertson y le entrega una historia de esperanza en medio del infierno. Divertida, indecente, exagerada y con fantasía, un buen regalo de Panini Cómics a los fans del escocés. Vale, es verano y la historia es navideña, no todo es perfecto.

Y ya para apuntar un poco mas sobre el Morrison que aún no hemos visto, añadir que Boom estudios ha confirmado que contará con sus letras para una nueva colección que esperemos aparezca pronto por estos lares.

José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.