Inicio Cine Críticas de cine

Hablemos del cine de terror

Antes de ayer, para mi desgracia, me puse a ver “Cadáver” y puedo jurar que ha sido la hora y media más larga de mi vida. Ver una película de terror actual (con salvedades, claro), se está convirtiendo en un dejà vu constante, todas son iguales.

Es cierto que nos hemos encontrados con genialidades del terror moderno

como IT, Suspiria o Eliminado, pero todo lo que implique lo paranormal es más de lo mismo. La Monja, Cadáver, Insidious y un largo y aburrido etcétera. Lo curioso es que son películas nacidas con un fin, ¿asustar? no, ese no. Su único fin es sacar dinero y más dinero, todas siguen el patrón de lo paranormal, fantasmas, espectros, ¿zombis?, con efectos cutres sacados de la Bruja de Blair… Luces que se apagan y se encienden y de repente… ¡zas! un screamer para que saltes de la butaca y ya. Los protagonistas son más planos que un folio, todos con un pasado tormentoso detrás, vaya, nunca hay nadie cuerdo. Y todas con algo casi en común; una conexión con la Iglesia… Que si monjas, exorcismos (todos calcados al Exorcista), o cosas así.

Hay delicias del terror como IT o Suspiria, o Eliminado que refresca el genero dándole un toque nuevo.

Pero aún así todas juegan con la misma tensión y aburren, se convierten en predecibles y sosas, que no despiertan emoción ninguna. De hecho, pocas tienen un mensaje, IT, por ejemplo, te deja el mensaje de que la amistad es más fuerte que los miedos, pero, ¿qué mensaje te deja Cadáver? Que no trabajes en una morgue de noche y ¿La Monja?, que no te fíes del clero.

Noticia relacionada
Tim Burton casi dirige la película de Los Gremlins (1984)

En fin, ves una y ves toda. Si quieres ver terror bueno, mírate alguna Serie B o alguna de los 90.

¿Qué opinas del cine de terror? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o nuestras redes sociales.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of