Inicio Noticias Cine

Hablemos de remakes

Con el reciente estreno del remake de Dumbo y los próximos estrenos de Aladdin y El Rey León, creo que es conveniente hablar de remakes.

A lo largo de los últimos años, el número de remakes ha ido en aumento, sobretodo en el género del terror, donde La matanza de Texas, Halloween o Pesadilla en Elm Street ya tienen sus remakes y alguno incluso con secuela, pero…¿son buenos? No, para nada. En muchos casos son copias exactas, pero sin lo que las hacía originales. Así que, en estos casos, es mejor ver la original. Y en este género creo que el mejor remake sería IT o Carrie.

Disney también está explorando el mundo de los remakes live-action,

donde el mejor, sin duda es El libro de la selva, seguido de Alicia en el País de las Maravillas , de Tim Burton y La Bella y la Bestia. Pero, también tiene sus pésimos remakes, como Maléfica o la reciente Dumbo, que critiqué aquí. Cenicienta o Christopher Robin dejan mucho que desear.

Noticia relacionada
Linda Hamilton explica lo que odia de las secuelas de Terminator

Los remakes, la gran mayoría están hechos para ganar dinero y más dinero, sin importar la calidad.

Olvidando así el motivo por el que se hace un remake, es decir, trasladar una película a los tiempos modernos. Por ejemplo, hay remakes que son geniales e incluso superan a la original, como la propia IT, ya mencionada o Ocean’s Eleven, debido a su gran reparto. El precio del poder superó con creces a Scarface, el terror del Hampa. Los Siete Magníficos, de 2016, en muchos aspectos es mucho mejor que la de 1960.

La conclusión es muy sencilla;

si quieres mimar un remake puedes incluso superar a la película original, pero si solo pretendes ganar dinero; mejor mírate la original. Que es cien veces mejor y te ahorras ir al cine.

Noticia relacionada
Retro-crítica: El Rey León (1994)

¿Qué opinas de los remakes? Cuéntanos tu opinión en los comentarios o en nuestras redes sociales.