Inicio Series de televisión Se desata una guerra en la red por la censura de ‘Dragon...

Se desata una guerra en la red por la censura de ‘Dragon Ball Super’

Compartir

Polémica brutal con ‘Dragon Ball Super’ por la censura que ha vuelto a atacar a la serie de animación japonesa de Akira Toriyama. Te contamos lo sucedido aquí.

Dragon Ball Super‘ ha vuelto a ser víctima de la censura en España. La cadena de televisión responsable de emitir el anime de Akira Toriyama, Boing, ha tirado de la censura para eliminar escenas, reducir diálogos y sobreproteger a los menores de edad en la franja horaria en la que se emite ‘Dragon Ball Super‘. Pero la pasada noche del día 25 sucedió algo que indignó a la gran mayoría de espectadores que siguen la serie de animación japonesa. Y es que Boing no emitió uno de los mejores episodios del anime hasta la fecha: el episodio 64 de ‘Dragon Ball Super’.

Dragon Ball Super

Después de un parón, era el momento de que el arco argumental “Black Goku” diera inicio. En la actualidad, los que siguen el anime, saben que el Torneo de Poder (que está a punto de terminar después de la que se lió en el último capítulo) es lo que manda. Pero Boing va con retraso y, para colmo, no emitió el capítulo 64 del anime. A las 22:55 horas se iba a emitir el episodio titulado “¡Alabadme y adoradme! ¡El nacimiento de la fusión de Zamas!“. En este episodio, tras las peleas de Zamas y Black Goku, ambos se unirían a través de los pendientes Pothala en un solo ser. Pero no fue así, sino que Boing emitió el capítulo 65 en lugar del capítulo 64, dejando a muchos fans tremendamente indignados en redes sociales.

Boing ha rectificado y emitirá el episodio después del 65.

Aunque Boing rectificó y aseguró que sus planes eran “emitir los episodios 65, 64 y 66, por ese orden“, lo cierto es que la comunidad de fans de nuestro país está tremendamente molesta por el trato de la cadena hacia ellos. No es la primera vez que Boing le pide a Toei Animation que modifique algunos episodios de ‘Dragon Ball Super‘ que pueden impactar a los espectadores más pequeños. Al encontrarse con una negativa, ellos deciden ejercer la censura. Algo que en países europeos como Francia o Alemania no sucede. Y que está trayendo de calle a muchísimos fans.