Inicio Cómics ‘Green Blood 5’, el camino se acaba y estará empapado de sangre...

‘Green Blood 5’, el camino se acaba y estará empapado de sangre irlandesa

Compartir

En ‘Green Blood 5’ acaba la historia de los hermanos King y su búsqueda, pero llegar al final no significa que vaya a ser bonito, o que todos vivan al final. Masasumi Kakizaki termina Green Blood con un órdago final de acción y peleas espectaculares, porque si hay sangre en el titulo, la hay en las páginas.

Green Blood

Es el momento del enfrentamiento final, pero antes de llegar ante Edwar King, el Rey Carmesí, Brad y Luke tendrán que acabar con sus protectores, sus soldados. Y esta vez no es sólo su banda, su sociedad con la caballería lleva a los hermanos en medio de una batalla contra los sioux, una lucha de orgullo contra la injusticia el hombre blanco. Los dos hermanos ven crecer las dificultades, pero como el viento que arrastra la basura la apartan a través de las guerras tribales, el bombardeo de un barco, el secuestro de una ciudad, todo para completar su objetivo, acabar con su padre, para poder ser libres y felices, o al menos poder tratar de serlo. Matar su pasado para poder vivir el futuro.

Y si la historia de los Burns es cruda, Kakizaki aumenta el nivel con la historia de los sioux, y su sacrifico para mostrar el orgullo de su raza, su muerte es el principio del cambio, para su raza, y para su situación, pero no de su orgullo, ni de su leyenda. Porque si de algo tratan estos últimos capítulos es de sacrificio, por un bien mayor, por los seres queridos, y por un vida digna de ser vivida.

La estructura de este último número es más clásica dentro del desarrollo de un “manga”, los protagonistas atraviesan una serie de “niveles” venciendo a los enemigos, y la dificultad sube en cada enfrentamiento, o se complica no tanto en la fuerza de los enemigos como en sus habilidades. Pero no es la batalla exterior la más importante, es la interior. Los personajes han evolucionado. Luke se ha transformado para poder alcanzar su objetivo, incluso sacrificara su vida para cumplirlo, para que su hermano pueda vivir, para que tenga un futuro. Brad está obsesionado, no puede evitarlo, ha vivido toda su vida para este final, pero no para matar a su padre, sino para enterrar todo lo que ha vivido, para olvidar, para ser otro, para poder encontrar otra vida, una vida feliz. Y para eso no puede cejar jamás, no puede rendirse, aunque le cueste su vida. Es una historia de sacrificios, los que tienen que hacerse para llegar a ser feliz.

Green Blood

El dibujo es más espectacular con más viñetas a toda página y a dobles paginas para buscar planos generales impactantes, menos planos detalle, un ritmo más vivo, más rápido. Kakizaki para cambiar el punto de vista del lector y de la historia, para mostrar algo que lo cambia todo, ralentiza, paraliza el ritmo, y rápidamente acelera para que no se pueda relajar el lector. Una gran muestra de cómo aumentar y reducir la dinámica de las acciones en un cómic par atrapar al lector.

Con este quinto tomo acaba la serie ‘Green Blood’, cinco tomos llenos de sangre, muertes, honor, familia, sacrificio, maldad y fraternidad. Milky Way Ediciones termina la publicación de un manga que aunque se mantiene en su contexto histórico y tiene la historia de fondo y subtrama en todo momento, y bastante más cuidada de lo esperado, pero trata de personas. De dos hermanos, de las clases bajas y su lucha por tener un lugar mejor en la sociedad, de la familia, de lo justo, de grandes temas de todos los tiempos.

a la venta en milcomics


Reseña Panorama
Reseña de Green Blood #5
Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.