Inicio Series de televisión Gran regreso de ‘Sherlock’. Elemental, querido Watson

Gran regreso de ‘Sherlock’. Elemental, querido Watson

4384

‘Sherlock’ ha sido el fenómeno británico (e internacional) de estas navidades. En los dos años que ha estado sin emitir, ‘Sherlock’ no ha parado de crecer, así lo demostraron los 9,7 millones de espectadores que sintonizaron la BBC 1 el pasado 1 de enero para disfrutar del estreno de su tercera temporada (casi un millón más que en el de la segunda) con un 33% de ‘share’. Repito, 33% de ‘share’.

Todo el mundo está hablando de ‘Sherlock’: que si ya no es lo que era, que si el segundo capítulo siempre da un bajón, que no, que sigue siendo lo mejor… Quién iba a pensar que crear hype, fandom o como se quiera llamar sería lo peor casi lo peor (podría pasar desapercibida) que le podía pasar a una serie.

Watson y SherlockSherlock Holmes en el siglo XXI, viviendo en el 221B de Baker Street, junto a su inseparable Watson. Puede sonar a más de lo mismo, pero nada más lejos de realidad. ‘Sherlock’ es diferente, ha creado una manera muy peculiar de contar historias, de plasmar pensamientos en imágenes, la química entre sus protagonistas traspasa la pantalla, es puro entretenimiento y muy divertida (tanto que podría considerarse comedia en lugar de drama). Consiguieron todo eso y… voilá! pusieron el mundo a sus pies. En tan solo seis episodios, ya habían creado un referente.

Añade a todo esto un final de temporada con un cliffhanger de los de manual y espera dos años (¡dos años!) hasta estrenar la nueva temporada. Tenían un referente, ahora solo quedaba esperar a que creciera el hype. Pero ojo, como muy bien nos dice el propio Sherlock en el primer capítulo de la tercera temporada: “Todo el mundo es crítico”. Mucho fandom suele conllevar demasiadas expectativas e incluso acabar en odio (o ‘backlash’ como se le llama ahora… al final será más difícil leer una crítica que un manual del Ikea).

Se habían confabulado mil y una historias para resolver ese gancho que nos dejaba el final de la segunda, y qué mejor manera de resolverlo que jugando con el espectador. Claro que sí, hay que tomarse todo esto menos en serio. Moffat, creador de la serie, decide no enseñarnos una teoría, sino varias. Ninguna de las posibles explicaciones (13 según Sherlock) iba a contentar a todos. Así que, mejor dejarlo abierto (para decepciones ya tuvimos bastante con ‘Lost’). Chapeu por mi parte.

Cartel SherlockPuede que opine así, porque he visto toda la serie en apenas cuatro días, y estoy muy enamorada de ella todavía, puede que se deba a que no llevo dos años esperándola, puede que este hype no me haya devorado aún. Sherlock sigue siendo lo que era: 100% british, divertida, audaz, diferente y con la magnífica Londres de fondo (¿pero qué más quieren?). Eso es ‘Sherlock’, ESE es Sherlock. Odio y amor de la mano, sin lugar para la indiferencia. Esa es la idea. Elemental.