Netflix / Gran polémica con El juego del calamar de Netflix
Netflix Series de televisión

Gran polémica con El juego del calamar de Netflix

Gran polémica con El juego del calamar de Netflix

El juego del calamar está impactando a los espectadores de todo el mundo, aunque ha surgido una gran polémica en Corea del Sur que tiene que resolver.

Hace poco se estrenó en la plataforma de streaming Netflix la serie coreana titulada El juego del calamar y se ha desatado la polémica por un grave error de la productora Siren Pictures Inc y Netflix. La historia trata sobre gente desesperada por conseguir dinero que les ofrecen la posibilidad de obtener un gran premio si participan en un juego infantil. El problema es que las pruebas se vuelven salvajes y perder significa la muerte.

En el primer episodio de El juego del calamar, nos presentan a Seong Gi-hun interpretado por Jung-jae Lee, un chofer que tiene una mala situación familiar y encima debe mucho dinero. Un día cuando parece que todo le sale mal se le acerca un hombre y le ofrece dinero por jugar a un juego donde cada vez que pierde le da una bofetada pero si gana puede obtener un fajo de billetes. Cuando termina, este misterioso hombre le da una tarjeta y le promete que podrá participar en más juegos donde hay grandes cantidades de dinero en juego.

El juego del calamar de Netflix

Aquí es cuando se ha desatado la gran polémica.

La tarjeta que le dan al protagonista contiene un número de teléfono y es de una persona real. De hecho, es el número que lleva usando para su trabajo desde hace 10 años. Como la serie ha sido todo un éxito, la gente en Corea del Sur está llamando a este número de teléfono continuamente. Según el pobre hombre recibe más de 4000 llamadas diarias lo que le funde la batería a lo largo de la mañana. En el país asiático esto ha causado mucho revuelo y parece que Netflix quiere reparar el daño que está sufriendo este pobre coreano que no tiene nada que ver con la serie El juego del calamar.

No es la primera vez que ocurre esto, por ejemplo en la película Como Dios (2003) protagonizada por Jim Carrey, Morgan Freeman y Jennifer Aniston, se da el teléfono de Dios y era de una persona que empezó a recibir llamadas todos los días. ¿Conocéis algún otro caso similar? Dejadnos vuestros comentarios a continuación.