Series de televisión

Gillian Anderson sufrió mucho rodando Expediente X

Gillian Anderson sufrió mucho rodando Expediente X

La actriz Gillian Anderson siempre será recordada por interpretar a Dana Scully en la serie sobre misterios Expediente X (The X Files).

La serie de Expediente X ha convertido a Gillian Anderson en un icono de la industria del entretenimiento, pero también la presionaron demasiado. Por eso ella estaba desesperada por dejar el papel y no quería mirar atrás cuando el programa terminó.

“Al final, no pude hablar de ello, no pude verlo, no pude ver fotos, no pude. Necesitaba sumergirme de inmediato en el teatro en otro país. Y luego, después de un tiempo, pude abrazarlo nuevamente, pero cuando comencé a abrazarlo, fue casi como si me separara tanto que estaba mirando la imagen como si fuera otra persona. Cuando te sumerges tan completamente como podemos y lo hacemos durante períodos de tiempo tan largos, no habrá ninguna consecuencia para eso. Por supuesto que habrá consecuencias para eso”.

Cuando dejó Expediente X, la actriz Gillian Anderson apareció en varias obras de teatro en Londres y con el tiempo regresó a la televisión con series como La caza, Hannibal, The Crown o American Gods. Pero además, aceptó regresar a su personaje de la Agente Scully para su décima y undécima temporada en 2016 y 2018.

¿De qué trataba la serie?

Expedientes X giraban en torno a dos agentes especiales del FBI que investigaban casos sin resolver que involucraban actividades paranormales inexplicables. Gillian Anderson actuó junto a David Duchovny, quien interpretó a su compañero Fox Mulder. El drama de ciencia ficción también pasó a la gran pantalla, lanzando dos largometrajes independientes: Expediente X: Lucha contra el futuro (1998) y Expediente X: Quiero creer (2008).

Durante su emisión, Gillian Anderson y David Duchovny formaron una de las mejores parejas interpretativas del momento, incluso cuando se les veía en entrevistas parecía que congeniaban bastante bien juntos. Por eso es una lástima que ella tuviera tantos problemas en los rodajes, ya que no pudo disfrutar de la experiencia tanto como lo hicieron los espectadores durante tantos años.