fbpx Gala inaugural del FANT (HOUSE ON PINE STREET) - Noticias de cine
Cine

Gala inaugural del FANT (HOUSE ON PINE STREET)

FANT (HOUSE ON PINE STREET) empieza a lo grande.

Como no podía ser de otra manera, el FANT de Bilbao se inauguró por todo lo alto. Con una película que está a la altura de lo que se requiere en el festival,  ‘House on Pine Street’ trajo hasta Bilbao a sus directores: Aaron Keeling y Austin Keeling junto a otra co-escritora para presentar este trabajo de bajo presupuesto si tenemos en cuenta las cantidades que se manejan en Hollywood para las películas de terror.

gala inaugural Fant Bilbao House on Pine StreetEstá claro que el presupuesto no siempre va reñido con la calidad, y en este caso es una buena prueba. La película sí que en su conjunto está bien, aunque tiene ciertos giros argumentales que en mi opinión se cogen con pinzas, pero que no hace que no la disfrutemos. Os cuento el argumento para que sepáis su trama:

Embarazada de siete meses, Jennifer Branagan (Emily Goss) regresa a regañadientes a su ciudad natal en Kansas tras sufrir una inesperada crisis emocional. Enfrentándose a su miedo a la maternidad, a una tirante relación con su marido, y a la controladora presencia de su propia madre, Jennifer lucha por recuperar las riendas de su vida. Pero cuando comienzan a suceder cosas extrañas en su nueva casa alquilada, Jennifer comienza a temerse que la casa está encantada. Nadie más parece creerlo y Jennifer se ve obligada a cuestionarse su propia cordura mientras intenta averiguar qué es lo que está contaminando la casa… Si es que hay algo.

Como veis, nada nuevo en el panorama cinematográfico que no se haya hecho ya, pero siempre se agradecen nuevas propuestas que den a conocer otros puntos de vista de directores noveles. Voy a destacar las cosas buenas que tiene algunas. La principal, el sonido. Algo tan fundamental en este tipo de género y que sin embargo muchos se olvidan, aquí brilla bastante, con una música además cuidada y perfecta para la composición. Un sonido que además es complemento perfecto para esa casa tan aparentemente normal, y tan presente que es un personaje más. Mis felicitaciones por tanto a sus responsables Nathan Matthew (“Somos los Miller”) y Jeremy Lamb (“Monstruos University”). Lo segundo que voy a destacar es la actuación de Emily Goss, que a mi parecer, es lo único interpretativamente que se salva de la cinta. Los demás da la sensación de que no saben muy bien donde están o qué están haciendo, pero Goss tiene cierta presencia, un carisma difícilmente de pasar por alto. Me ha gustado mucho su personaje, y su trasfondo, así como los matices que ha sabido darle a la cinta. Por último, me ha gustado mucho que la película realmente, tuviera un concepto psicológico más allá del miedo. Y con esto quiero decir que es mejor no enseñar lo que no se puede hacer, y quizá jugar con otros factores para dar miedo, que caer en la trampa común de que lo que genera miedo es lo que se ve. Falso, no hay mayor miedo que a lo que no se puede ver o entender. Y ellos lo han entendido.

Con todo esto, yo os invito a que si os apetece y tenéis la ocasión la podáis ver, además en riguroso VOS, para que la disfrutéis aún más si cabe. No será nada que no hayáis visto antes, eso seguro pero es una propuesta al menos que se deja ver bien. El público, salvo momentos puntuales, reaccionó bien a la cinta y pudo aplaudir a sus responsables en la posterior charla que hubo. Ambos directores explicaron los días de rodaje que tuvieron, que la película fue financiada por crowdfunding, que sí que ocurrieron sucesos raros durante el rodaje (esto es más una estrategia de marketing que otra cosa, seguro) y que actualmente están preparando otra cinta de terror pero que no tiene nada que ver con esta. Así que sabemos que es un género que les gusta.

Buen arranque para este festival, que sin duda tendrá competencia con la fiesta del cine que se avecina, pero que no se dejará vencer tan fácilmente. Muestra de ello algunas propuestas que quedan por ver, y que si puedo os contare.