Cómics

Fatale. Inmortal, hermosa y peligrosa. La mujer fatal en manos de Brubaker y Phillips

Sectas, magia negra, crímenes y el mundo del cine desde el principio del siglo XX, Brubaker y Phillips se unen para recorrer el siglo a través de la mirada de una mujer Fatale por ser bella.

Redefinir y actualizar géneros no puede hacerlo cualquiera, pero Ed Brubaker y Sean Phillips llevan haciéndolo con el noir desde hace tanto que a nadie sorprende que cada título que lleva su firma sea diferente y se convierta en un clásico casi instantáneo. La recopilación de Fatale llegó en el mejor momento de la pareja y la nueva reedición trae de nuevo la historia a primera fila. En este momento que Lovecraft y el terror están de moda, la colección se reserva de nuevo un lugar preminente entre las publicaciones que llenan las estanterías.

Panini comics reedita Fatale, historia que sigue a Jo, una mujer inmortal, cuya vida debería ser fácil, pero el origen de esa vida eterna y cómo conservarla son oscuros secretos que no todo el mundo puede aceptar. Una historia de obsesiones que van de padres a hijos, un hilo de pistas que se enreda y revela extrañas misterios y peligrosos rituales. La vida no es fácil para Jo, pero ha vivido tanto y tantas cosas que sobrevivir es al final un instinto que siempre surge. Un recorrido por épocas y mundos distintos que revela lo mejor y lo peor de la humanidad.

Los autores

Brubaker plantea muchas preguntas que no quiere responder. Y no por no poder establecer paralelismos entre su personaje y la vida, solo que no quiere hacer una historia más grande que la vida. Quiere relatar muchas historias con un hilo común, que se abrirá y cerrará, dejando un rastro de muertes y magia negra.

Brubaker y Phillips, porque no podemos separarlos cuando hablamos de la obra en conjunto, nos entregan un repaso por el mundo de los famosos norteamericanos, el cine y la televisión, por las amistades y su desarrollo, por las obsesiones y los secretos escondidos en oscuros libros pulp. Un entramado pensado para servir de escenario para muchas historias en la que JO, esa mujer fatal que no puede evitar ser amada, y convertirse en obsesión, avanzaba y veía el mundo mutar y cambiar, mientras los poderosos seguían buscándola. Porque si algo no cambia, es que las elites quieren siempre más, para estar siempre arriba.

La historia

Fatale es una obra que tiene una historia central, y muchas historias que engarzan y se resuelven a lo largo de la serie. Dejando un aire que muchas veces puede ser coral, otras de enredo criminal o policial. Emulando a Elmore Leonard, James Ellroy y uniéndolo a Lovecraft o Ashton Smith, dejando reminiscencias de Carpenter en ocasiones, visita numerosos escenarios para contar una historia simple, la vida como una maldición.

Phillips no puede separarse en los últimos años de Brubaker. Parece que el escritor monopoliza al artista, una buena noticia ya que el dibujante exprime los textos dejando viñetas y viñetas llenas de fuerza y vida, de manchas y rayas que marcan al lector. Composiciones de página canónicas sin juegos metanarrativos, directos al rostro y sin guardarse nada, así dibuja Phillips. Y así es como obra a obra ha conseguido un nivel de precisión exacta para contar la violencia y los sentimientos lo justo y necesario, a veces exagerados hasta el límite de los creíble, otras tan minimizados que aterran más por no verlos. UN autor que deja siempre huella.

La reedición de Fatale recupera un título que estaba un poco olvidado de la carrera de ambos autores. Que quizá recibió menos atención al incluir ese elemento sobrenatural y mágico con dioses primigenios que acechan más allá del umbral de nuestra percepción. Pero merece un acercamiento, superar los peros, y leer una obra que es mucho más de lo que parece. Y eso en un cómic de Brubaker y Phillips es mucho decir.

¡Atrévete a entrar en un mundo escondido en las sombras de tu vida cotidiana!

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Liga de la Justicia Encarnada. El principio de las Crisis Oscura

Dune. Historias de Arrakeen. Historias de soldados

Reseña de Starman: Los años de David Bowie como Ziggy Stardust

JOTA (J.C. Royo)