Noticias / Cine / Fast and Furious 9: ¿Cuánto se gastó en los coches de la película?
Cine

Fast and Furious 9: ¿Cuánto se gastó en los coches de la película?

Fast and Furious 9: ¿Cuánto se gastó en los coches de la película?

Fast and Furious 9 cuenta con grandiosos y deslumbrantes coches en su historia. Pero, ¿cuánto dinero gastaron a causa de esto? Entérate.

Fast and Furious 9 logró sorprender nuevamente a los espectadores, quienes se mantienen fieles a la franquicia desde sus comienzos. En esta oportunidad, el presupuesto de esta nueva entrega llegó a superar los 200 millones de dólares. Una suma de dinero que no sorprende, ya que realizar una película con tantos vehículos y equipamiento de lujo no es nada barato.

Aunque no se dio a conocer cuánto gastaron respecto a los coches, sí hay una escena de Fast and Furious 9 que sirve como ejemplo para saber que fue bastante. En esta nueva entrega, los hombres de Toretto utilizan un potente imán para derrotar a sus enemigos. Se trata de la herramienta por la que un coche atraviese un edificio a través de sus escaparates. Dicha escena requirió un total de 8 meses de preparación, además de 4 días de producción y la destrucción total de 3 coches. Los siete modelos deportivos que aparecen durante unos segundos supusieron 3,8 millones de dólares.

Tal vez te interese: Fast and Furious 9: Así se mantuvo en secreto el regreso de Han

Mucho dinero

Como recoge AdoroCinema, fueron Dennis McCarthy y Alex King los responsables de lograr que los coches fuera sorprendentes dentro de Fast and Furious 9. Dicho esto, ambos se encargaron de comprar y alquilar grandiosas joyas para que los fanáticos quedaran deslumbrados.

Lo cierto es que al gasto de los coches, también debemos añadir toda la ingeniería que hay detrás. Por ejemplo, en la novena película podemos ver a Armadillo, un monstruo de metal compuesto por tres secciones blindadas y 26 toneladas de peso. Para realizarlo, los ingenieros requirieron de cuatro meses. Por otra parte, también está la escena en la que viajan al espacio, la cual conllevó una investigación que involucró a la NASA y mucho trabajo del equipo creativo para construir esos coches-cohete.