Inicio Cine FANT Bilbao: 2º día, un viaje alucinante al fondo de la mente

FANT Bilbao: 2º día, un viaje alucinante al fondo de la mente

Compartir

Arrancamos el segundo día con más carne en el asador si cabe que el primero, más que nada porque aún estamos en el inicio. La afluencia de espectadores sigue su curso, y no parece que se aminore, y eso que el tiempo acompaña y nos está dando una tregua. Si el domingo estuvo marcado por la efectiva “Coherence”, de la que ya os he hablado, hoy nos viene dado por la locura de “Escape from tomorrow” o la esperada “The sacrament”. Precisamente esta última ha contado con un invitado especial, su director Ti West, el cual ha hablado un poco sobre ella como luego leeréis.

The_Sacrament poster
Póster de ‘The Sacrament’

Pero quiero empezar comentando un poco “Escape from tomorrow”, o el viaje alucinante al fondo de la mente que emprende un padre desempleado, de mediana edad, que pierde su cordura durante un encuentro con dos chicas estudiantes en vacaciones, concretamente en un parque de los estudios Disney. Y es que, en una era donde vivimos y respiramos productos Disney tanto para mayores como para pequeños, se antoja algo divertido y novedoso que se produzcan cosas de este tipo y más clandestinamente. Todo lo que se ha rodado ha sido “robado” dentro del parque, ya sabemos que el tío Walt no va a dejar que se hable mal de su empresa y menos dentro de su casa, así que la mejor manera de rodar dentro es con cámara en mano (como la que llevan los turistas) y guardando los guiones en los móviles por si acaso. Es precisamente ahí donde radica la sorpresa y lo mejor de este film. Tiene algo que consigue atrapar por momentos al espectador, quizá precisamente como hace Disney, pero con un enfoque diametralmente opuesto. Cínica, divertida, surrealista. Darle un voto por curiosidad si queréis, algunos le encontrarán un trasfondo corporativo.

“The sacrament” nos cuenta la historia de una comuna pseudo-religiosa que evoca a la secta de Jim Jones, un estadounidense que fundó la secta Templo del Pueblo en el año 1953, fusionando creencias del cristianismo con doctrinas del comunismo y que indujo al suicidio en masa de sus seguidores, a través de cianuro, en Guyana a finales de los años 70. Con semejante propuesta era de esperar que fuera un poco transgresora.

“The sacrament” narra la investigación de dos reporteros que viajan a una comuna en un paraje idílico con la intención de hacer un documental hasta que se dan cuenta de que se trata de una secta un tanto macabra y peculiar. Si bien tiene algún pasaje en el que se huele el terror, algunos angustiosos y otros más escatológicos, la cinta tampoco ofrece lo que parece prometer. Quizás lo más aterrador del asunto es el viaje en sí a la condición humana, a la religión que se profesa y a lo dispuesto que está uno para cruzar ciertos límites en pos de la fe propia. Un ejercicio de “found-footage” bastante realista y justificado que por momentos parecía más una reivindicación religiosa que un contexto histórico (falseado).

Foto Ti West por terrorweekend
Foto Ti West por terrorweekend

Ti West parece un tipo agradable, con el que gusta charlar sobre cine, y  ha seguido hablando de su película: “solamente se habla de las sectas como gente malvada que manipula a los demás, pero hablar de eso sólo es reducir la cuestión demasiado”. “Yo creo que tras eso hay muchas más cosas, que es lo que quería sacar en mi cinta”. Tener una cinta con monstruos, vampiros o cualquier otra criatura, como bien dijo es algo normal porque no es real, pero él pretende crear miedo o terror con cosas naturales. Con algo cotidiano, dentro de un contexto. El propio West ha confesado que: “he querido hacer una película realmente sombría con elementos cogidos de la vida real, no con elementos sobrenaturales.”

Una vez más los actores están bien en sus papeles, destacando especialmente al actor Gene Jones, para mí el mejor. El camino para West se allana un poco por momentos, sobretodo por el gran efecto que consiguió con una joyita suya como es “Los huéspedes”  y ahora con esta esperada “The sacrament”, y sirve para que pueda sacar adelante su próximo proyecto: “In the valley of violence” con dos grandes protagonistas como son Ethan Hawke y John Travolta. La película será “un poco al estilo de los espagueti western que se rodaban en España hace décadas” y que hablará sobre la venganza.  Ha dicho que en esta ocasión va a trabajar con dos estrellas de Hollywood porque cree en ellos  y es algo que no le da miedo, porque son gente que tiene muchas ideas y que las van a aportar durante el rodaje.

Seguiremos atentos a West, ahora que su incursión en la rueda de Hollywood es inminente y esperemos que pueda seguir sorprendiendo y aportando con su visión otras historias que merecen ser contadas.

Seguimos con el viaje alucinante y Fantástico…


Compartir
Christian Arza

Mi nombre es Christian y nací hace 30 años en Barakaldo, Bizkaia. Recuerdo la primera película que vi en el cine, fue ‘La historia Interminable’, y costó llevarme a verla porque repetía una y otra vez, no me gusta. Que se le va a hacer, era un niño. Duró mi negación hasta que la gran pantalla se puso oscura y empezaron las imágenes del cielo con las nubes mezclado con la voz de Limahl que era el tema central de la misma. Ahí cambió todo. Cientos de películas después, mi pasión por el cine no ha hecho más que aumentar permitiéndome además descubrir grandes películas, actores, directores, actrices y guionistas. En el 2009 quise pasar de ver películas a poder escribir y dirigir lo que durante tanto tiempo mi imaginación me decía. Así nació la productora Moon Films, desde la que escribo historias y soy guionista de sueños y en la que queremos dar voz a todas las personas que quieran contar algo y que como yo hace años, no supieran donde ni cómo. También he podido cumplido otro sueño al colaborar en un blog de cine, este que leéis y que me permite contaros las principales noticias relacionadas con el cine, las series o los cómics. Así como informaros de los eventos en los que, desde la productora, participamos. Y mi viaje no acaba aquí, aún tengo muchas ganas de luchar por mis sueños, de seguir aprendiendo, errando, de probar cosas y sobretodo contarlas. Porque la imaginación no tiene límites, así que no voy a ser yo quien se los ponga.

Podéis leerme también en http://www.moonfilms.es