Inicio Cine Exposición de ‘Popeye’ en el Salón del Cómic de Barcelona

Exposición de ‘Popeye’ en el Salón del Cómic de Barcelona

Compartir
Popeye estará presente en el Salón del cómic de Barcelona
Popeye estará presente en el Salón del cómic de Barcelona

Popeye el marino es un icono de la cultura pop, famoso gracias a las series de dibujos animados. Pero este legendario personaje tuvo su origen y desarrollo en el cómic. El 32 Salón Internacional del Cómic de Barcelona quiere rendirle un cariñoso homenaje, con una exposición donde se podrán ver tiras de cómic de diferentes épocas, así como merchandising de época y actual.

El personaje fue creado por Elzie Crisler Segar, apareciendo en la tira Timble Theatre, producida por King Features Syndicate, el 17 de enero de 1929. Inicialmente fue un personaje secundario de la tira que protagonizaban los hermanos Castor y Olivia Oyl. Este marinero fortachón, siempre dispuesto a repartir mamporros, se fue haciendo con el protagonismo de la serie hasta darle nombre a la tira. Tras la muerte de Segar en 1938, diversos autores la continuaron, aunque destaca la aportación de Bud Sagendorf, que se hizo cargo de la tira a los largo de 28 años (1958-1986). Entre los personajes secundarios que han acompañado a Popeye a lo largo de sus 75 años de aventuras destacan, además de su eterna novia Olivia, el malhumorado Bluto (también conocido como Brutus), el glotón Pilón, el bebé Cocoliso o el extraño animal Eugenio el Genio (Eugene the Jeep).

En 1933  se empezaron a realizar los primeros cortos de animación y a partir de los años 50 se produjeron dibujos animados para televisión. En 1980 el director Robert Altman dirigió la comedia musical Popeye, film protagonizado por Robin Williams.

Popeye ha traspasado el mundo del cómic y la animación para ser imagen de diversas campañas publicitarias y también de merchandising. Uno de los elementos más asociados a Popeye son las espinacas, cuyo consumo le proporciona una fuerza sobrehumana.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.