Inicio Cine Explicación a la desastrosa línea temporal de los X-Men

Explicación a la desastrosa línea temporal de los X-Men

9179

Si nos guiamos por las películas de los mutantes que hemos podido ver en el cine, han hecho y deshecho a su voluntad de tal manera que nada tiene sentido

Las películas de FOX sobre los mutantes en el cine son las siguientes por orden de estreno, X-Men (2000), X-Men 2 (2003), X-Men 3: La decisión final (2006), X-Men Orígenes: Lobezno (2009), X-Men: Primera Generación (2011), Lobezno Inmortal (2013), X-Men: Días del futuro pasado (2014), X-Men: Apocalipsis (2016) y Deadpool (2016).

Como ya sabemos, se han hecho muchas barbaridades con las adaptaciones a cómics, hasta que llegó Marvel Studios y puso un poco de orden en el caos, usando casi siempre los mismos actores y uniendo entre sí las películas.

Ahora Warner y DC Comics intentan hacer lo mismo con personajes como Batman, Superman o Wonder Woman. Mientras Sony ha decidido unir fuerzas con Marvel y Disney cediendo los derechos de Spiderman, haciendo un trato que seguro beneficiará a todas las partes y sobretodo a los fans.

Pero que ocurre con los mutantes, ¿Por qué su universo cinematográfico es tan lioso?, habría que eliminar ‘X-Men 3’ para que línea temporal tuviera cierta coherencia, 105 minutos de metraje que costaron 210 millones de dólares que habría que tirar a la basura.

Comencemos con la explicación a la desastrosa línea temporal de los X-Men

Todo comienza en el antiguo Egipto donde un marginado En Sabah Nur de piel grisácea, resentido con la humanidad decide vengarse convirtiéndose con el tiempo en Apocalipsis.

Avanza los siglos y llegamos a 1845 al nordeste de Canadá, una familia rica sufre la intrusión de un empleado y el pequeño hijo enfermizo llamado James Howlett saca unas garras de hueso y lo mata. En ese momento se descubre que es su verdadero padre y que el joven Victor Creed es su medio hermano, así desataría por primera vez sus poderes mutantes Lobezno y ambos niños deciden fugarse.

Más tarde, ya de adultos, se les puede ver luchando juntos en diversas guerras a lo largo de las décadas.

Durante el ascenso del nazismo en Alemania un joven judío Eric Lensherr (Magneto) es apresado por sus habilidades mutantes y sufre los experimentos por parte de Sebastian Shaw.

Durante la Segunda Guerra mundial Lobezno ya no lucha junto a su medio hermano Victor ya que en algún momento se queda solo por Japón y le cae una bomba atómica encima, gracias a su factor curativo mutante consigue salvarse él y un soldado japonés llamado Yashida.

Durante la Guerra Fría hay varios sucesos importantes Charles Xavier y Magneto unen fuerzas para crear un supergrupo de mutantes, pero sale la cosa un poco mal y Xavier se queda en silla de ruedas. Para vencer los dolores Xavier toma calmantes lo que hace que pierda sus poderes telequineticos.

En la década de los 70 le trasladan la mente a Lobezno del futuro para que ocupe su cuerpo y puedan influir en los acontecimientos junto a Xavier y Magneto, ya que deben de detener el asesinato de Bolivar Trask el creador de los Centinelas por parte de Mística.

En los años ochenta los mutantes se enfrentarán a Apocalispsis en una épica batalla.

En el año 2000 Magneto, cansado de los humanos, quier atentar contra las Naciones Unidas y para ello necesita a Pícara; Lobezno, que viaja solo por el mundo, decide unirse a la patrulla X a cambio de que el Profesor Xavier le haga recordar su pasado.

En el año 2003 la patrulla X con Lobezno de profesor en la Mansión se enfrentarán al General Stryker que construye una réplica de la maquina cerebro para acabar con todos los mutantes a la vez.

En el año 2023 los centinelas están desatados, han acabado con casi todos los mutantes y los humanos, así que Xavier hace que mande la mente de lobezno a su cuerpo de 1973 para que eviten que Mística mate a Bolivar Trask. Teóricamente estos acontecimientos no deberían producirse ya que Lobezno, Xavier y los demás consiguen frenar el asesinato.

Con esta paradoja concluye la línea temporal de una saga que, si bien ha tenido éxito cada película a nivel individual, puestas en conjunto, una detrás de otra, queda como resultado un mapa inconexo de los superhéroes mutantes de Marvel.

La compañía parece haber aprendido de sus errores en estos últimos años con la confección de varias fases de películas donde se entrecruzan sus superhéroes formando un encordado firme de historias e ideas. Las conocidas como “fases” de Marvel incluyen películas donde se presenta a cada superhéroe (‘Iron man’, Hulk’, ‘Thor’, ‘Capitán América’) para reunirlos posteriormente en escena con las cintas de Los Vengadores. Actualmente nos encontramos a punto de comenzar la ‘Fase 3’, y no hubiera estado mal que se hubiera realizado algo parecido, “fases” tal vez, con los X-Men.