Noticias / Cine / 5 películas live-action que estarán mejor en el olvido
Cine

5 películas live-action que estarán mejor en el olvido

5 películas live-action que estarán mejor en el olvido

Pasar de las caricaturas al live-action no es tarea fácil, pero aún así lo siguen intentado. Aquí, por ejemplo, hay 5 casos de esto que están mejor en el olvido.

Hay películas perfectas, muy buenas, buenas, regulares, malas y estas 5 que nombraremos en esta nota. Realmente el adaptar una serie animada a la realidad no ha sido tarea fácil y casi nunca ha salido bien. Sin embargo, por alguna extraña razón, seguramente por falta de ideas, Hollywood sigue insistiendo en hacerlo. Es por esto que los catálogos de las productoras de contenido infantil están llenas de fracasos cinematográficos, debido a la baja calidad de los live-action que intentan hacer.

Pero ojo, algo muy distinto es tomar un anime o un cuento de hadas y volverlo una cinta de acción real, pues esto sí ha salido bien un par de veces. No obstante no hablamos de eso, sino de usar un show infantil animado o caricaturas y querer darle vida con actores y actrices, vaya que no es buena idea.

Algunos de los casos más recientes, por ejemplo, fue Dora, protagonizada por Isabela Moner, o Kim Posible, de Disney+. Estos, al igual que el resto, no destacaron por su trama ni contenido. De la misma manera, los efectos visuales no fueron nada sorprendentes.

Aún así, hay peores, siempre hay peores y esta es una lista de 5 nefastas adaptaciones que se han hecho de programas animados.

Ben 10 (Alien Swarm y Carrera contra el tiempo)

Ben 10 fue tal vez el show favorito de los niños de la década pasada. El argumento del producto era totalmente impresionante: un niño que encuentra un reloj que le permite convertirse en alienígenas. Tanta fue la acogida que, para muchos niños, fue difícil dejar de verlo cuando iban creciendo. Cartoon Network aprovechó la fama y produjo más contenido de esta franquicia.

Sin embargo, las películas de la misma no fueron lo que se esperaba. En la primera, Carrera contra el tiempo, una de las cosas incómodas fue el villano. Eon era un tipo desconocido, inventado solo para el largometraje, pero parecía más un enemigo de los Power Rangers.

Asimismo, el final fue un desastre y la historia totalmente escueta. Este título lanzó a finales de 2007 en Estados Unidos.

Cartoon Network aprendió la lección…. Mentira, no aprendió nada. En 2009, tras el estreno de Alien Force, la productora estrenó Alien Swarm, el live-action de esta última. En esta ocasión, la trama fue confusa, miles de cabos sin atar, detalles incompletos e interpretaciones horrorosas.

Cabe destacar que en ambas los efectos visuales no fueron totalmente desastrosos. Es más, fueron un pequeño punto a favor.

Los Padrinos Mágicos

Timmy Turner puede ser muchas cosas, pero no un adulto de 25 con comportamiento de 17. Perturbador. Nickelodeon le apostó al talento de Drake Bell, estrella de ese momento en 2011, para que protagonizara el live-action de su show estrella, Los Padrinos Mágicos.

No obstante, por alguna razón la productora no supo si poner al personaje niño o adulto e intentaron hacer ambas, fue un horror.

En esta ocasión los efectos no fueron una salvación, sino un argumento más para detestar este producto.

The Last Airbender

Tal vez la mejor producción de Nick en mucho tiempo ha sido La Leyenda de Aang, pero cuando esta llegó al cine miles de expectativas fueron destruidas. De hecho, para respetar la calidad del producto, el estudio y Paramount buscaron a M. Night Shyamalan, uno de los mejores cineastas de los últimos años, para dirigir el proyecto.

Resultado: La peor experiencia de Shyamalan y casi una sepultura para la carrera de todos los participantes de dicha producción.

A diferencia de las anteriores, que solo fueron transmitidas por televisión de manera internacional, este fue un estreno en las salas de cine de todo el mundo, contando con mucho más presupuesto, lo que hizo su desgracia aún más colosal.

Dragon Ball Evolution

Para cerrar con broche de oro, el que ha sido el error más doloroso para los fanáticos, fue Dragon Ball Evolution.

Dos animes en la historia, Pokemon y Dragon Ball, comparten el puesto del más popular. Sin embargo, dicha fama no fue suficiente para hacer una buena película. ¿Quién podría olvidar la super coreografía para hacer un kamehameha? ¿Las antenas pintadas en la frente de Piccolo Daimaku? ¿El ozaru más pequeño que Stepehn Curry?

En fin, hay cosas que, sin duda, estarán mejor en el olvido.