Cómics / Estado Futuro Superman. Esperanza es algo más que un símbolo en su pecho
Cómics

Estado Futuro Superman. Esperanza es algo más que un símbolo en su pecho

El primer superhéroe ha desaparecido del futuro de DC, pero siempre habrá un Superman, y su mensaje de esperanza nunca se perderá.

Superman es un gladiador en Mundo Guerra, Jonathan Kent es el Superman de Metrópolis, y el resto de sus protectores siguen en la brecha. El futuro ha llegado y todo ha cambiado, todo menos lo que significa el emblema de la Casa de EL, esperanza. El mañana podrá golpear con fuerza, ser intimidante, oscuro y no tener fin. La esperanza es aquello que nos mueve a seguir adelante, a hacer lo correcto, y sonreír mientras lo hacemos. Eso es Superman.

Estado Futuro transporta a los héroes DC al futuro en un salto de varios años tras la reconstrucción del Multiverso ocurrido en Noches Oscuras Death Metal. Cada serie y miniserie mostraba un posible final para algunos héroes, para otros era una posibilidad a tener en cuenta en sus futuros desarrollos. En el caso de Superman y varios personajes de su pedazo del universo DC, era un vistazo a mucho de su futuro. Jonathan Kent, Midnighter y Apollo, Guardián, La nueva Corredora Negra y sobre todo, Clark viven una nueva vida (de la que veremos más en Estado Futuro La Casa de El), una, que ya está en marcha en sus series.

Ser el hijo de Superman no es fácil, y a Sean Lewis y John Timms les toca contarla. Con la fe de su padre, y la tenacidad de su madre, el híbrido humano-kryptoniano va a tener que ser el nuevo Superman y no se lo van a poner fácil. La opinión pública no le quiere como a su padre, el ejército aún menos, y sigue sintiéndose inseguro. Los autores aprovechan la capacidad de Timss para mostrar un Superman luminoso y poderoso, pero más joven e inexperto, y con unos recursos muy diferentes de los de su padre. Un futuro glorioso que Tom Taylor está explorando actualmente en la serie regular del personaje.

Mientras, Clark Kent es prisionero de Mongul y Mundo Guerra. Está atrapado en un lugar creado para convertir en monstruos violentos a sus víctimas, con violencia, con dolor, y sin descanso. Pero CLark nunca se rinde, y no cejará hasta que todos sean libres de está esclavitud. Moriría una y mil veces y sufrirá mil heridas, si con ellas libera a un ser vivo. Superman, Clark, no sabe dejar de creer, no sabe rendirse. Y en Mundo Guerra, vencerá sin dejar de ser quien es, duela lo que duela.

Phillip Kennedy Johnson deja una auténtica lección de lo que es ser Superman, de lo que significa para todos, y lo hace con su fuerza, y con su compasión, a través de uno de sus grandes superpoderes, ser un periodista y dar testimonio de aquellos que no pueden hacerlo por sí mismos. Mikel Janin ya está establecido en DC como una estrella, y deja claro que se ha ganado ese lugar con una demostración de su poder visual en espectaculares batallas. Y sobre todo, contando la historia de gente de la calle pensando en Superman y en lo que significa, y lo que ha hecho por ellos, sin aparecer en la historia siquiera.

El tomo se completa con historias más cortas de El Guardián, Midnighter y Apollo y la nueva Corredora Negra. En el caso del primero es casi una nueva presentación del personaje para introducirlo tras una larga espera. La pareja de “trasuntos” del hombre de acero y el detective que Warren Ellis llevó a la gloria no necesita presentaciones, solo un poco de contexto. Y eso es lo que Midnighter y Apollo reciben en su intervención. Y finalizamos con la Corredora Negra, la nueva encarnación de una fuerza primordial del universo, que presentara Jack Kirby en su Cuarto Mundo. Corta, pero deja claro que hay cosas que siempre merecen existir en todos los reboots que se hagan de DC.

Junto con La Casa de El este tomo cierra el futuro de la familia EL, la familia Kent y todos aquellos relacionados con ellos en el futuro. Dejando un buen número de historias que podrían contarse, y un gran testimonio de lo que es ser Superman.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Deathstroke Inc. 1. Si un villano no puede ser un héroe, ¿hay un camino en el medio?

Reseña MARVEL Now! Deluxe Los Defensores: Los diamantes son para siempre. La etapa de Bendis y Marquez

Reseña MARVEL Yo soy Hulk. Un buen repaso a la trayectoria del Gigante Verde