Noticias / Cine / Esta será la película de terror de 2023 más sangrienta y sádica
Cine

Esta será la película de terror de 2023 más sangrienta y sádica

Todavía no se ha estrenado y solo han revelado un pequeño tráiler y ya existe una película de terror de 2023 que está llamando mucho la atención.

Quedaros con este nombre Winnie the Pooh: Blood and Honey, ya que promete ser la mejor película de terror de 2023. Porque desde que se anunció, se ha generado un gran interés por poder ver una versión sangrienta y sádica de estos queridos personajes de animación.

En una reciente entrevista, el director Rhys Frake-Waterfield reveló detalles interesantes de la película:

«Pooh y Piglet, no tienen ningún remordimiento, y en realidad son bastante sádicos. Eso era algo que quería de los personajes. Siempre han sido solo Pooh y Piglet. Me imaginé, y conseguí a los actores, retratar a Pooh como el alfa de los dos. Así que él es el macho alfa sobre Piglet, y es siempre el que está a cargo del campamento. Piglet esencialmente es casi un pequeño secuaz para él, y Piglet simplemente hace lo que Pooh quiere. Y han construido esto a lo largo de los años. Han desarrollado estas tendencias realmente sádicas entre ellos. Así que solían salir y apuntar a las personas para matarlas, para comérselas como una forma de vida… Básicamente solo comida».

El director Rhys Frake-Waterfield ha prometido que tendrá todos los elementos necesarios para coronarse como la mejor película de terror de 2023.

Aunque obviamente mucha gente se pregunta cómo harán para esquivar los derechos de autor que pertenecen a Disney.

«Debido a las diferentes leyes de derechos de autor en todo el mundo, no existe un único dominio público, y aquí nos centramos en tres de los más destacados. Las obras de dominio público recién ingresadas en 2022 serán: obras de personas que fallecieron en 1951, para países con un término de derechos de autor de «vida más 70 años» (por ejemplo, Reino Unido, Rusia, la mayor parte de la UE y América del Sur). Obras de personas que murió en 1971, para países con un término de «vida más 50 años» (por ejemplo, Canadá, Nueva Zelanda y la mayor parte de África y Asia); y obras publicadas en 1926 (y todas las grabaciones de sonido anteriores a 1923), para los Estados Unidos». Explicó Public Domain Review.

Esto significa que después de un cierto período de tiempo, las obras clásicas ya no se consideran propiedad de una sola persona o entidad, sino que pasan a ser propiedad de la cultura en general, lo que les permite adaptarse, interpretarse, reutilizarse o reimprimirse. Sin ningún costo adicional.

Winnie Pooh eran unos libros de Alan Alexander Milne ilustrados por E. H. Shepard, que se publicaron en 1926, luego pasó a manos de Disney. Así que ha pasado suficiente tiempo como para que los derechos sean universales. Por eso ahora los veremos en una película de terror de 2023.

Te recomendamos