Inicio Cine Especial James Bond 007: Timothy Dalton

Especial James Bond 007: Timothy Dalton

Compartir

Fue el agente James Bond 007 de finales de los 80 en sólo dos filmes ‘The Living Daylights’ (1987) y ‘Licence to Kill’ (1989)

Aunque muchos no lo recuerdan, Dalton es considerado el Bond más parecido al descrito por Ian Fleming en sus novelas, no solo por su apariencia física sino por su actuación. Si bien le ofrecieron el papel cuando Sean Connery renunció por primera vez en 1968, no quiso aceptarlo por ser muy joven (24-25 años). Sin embargo, tras la salida de Moore en 1985, aceptó finalmente y participó en Su nombre es peligro y Licencia para matar a finales de los años 80.

Su carrera como actor ha sido prolífica y sigue vigente tras casi medio siglo. Ha interpretado varias obras de Shakespeare en teatro y en cine, ha participado en series televisivas y se destacan sus papeles en ‘El león en invierno (1968), ‘Cumbres borrascosas’ (1970), ‘María, reina de los escoceses’ (1971), y las series televisivas ‘Jane Eyre’ (1983) y ‘Scarlett’ (1994).

A Timothy Dalton se le ofreció el papel de Bond ya en 1968 para protagonizar ‘On Her Majesty’s Secret Service’, pero rechazó la oportunidad pues consideraba ser muy joven para interpretar al personaje. Dicho rol finalmente recayó en George Lazenby. En los inicios de los años 80 se le ofreció por segunda vez el papel para protagonizar ‘Octopussy’, pero de nuevo lo rechazó. Finalmente decidió aceptarlo en 1986.

La elección de Timothy Dalton como nuevo James Bond pretendió actualizar esta longeva franquicia del cine. De expresión más estoica, el cuarto actor que encarnaba a 007 fue la apuesta por la calidad interpretativa, con la intención de dar vida a un James Bond más realista y creíble; este nuevo Bond era más agresivo, frío y violento. Los aficionados a las novelas de Fleming consideran al Bond de Timothy Dalton como el más cercano al imaginado por el autor en sus relatos.

Se pretendía modernizar y rejuvenecer el personaje. Se cambió por primera vez la sintonía de la saga para que fuese acorde con los nuevos tiempos, y se reformaron las tramas de acuerdo con la época. A finales de los 80 James Bond se mueve en un mundo donde la Unión Soviética agoniza, y el tráfico de armas y drogas representan mayor peligro que la moribunda Guerra Fría. Así, los villanos de ‘The Living Daylights’ son un traficante de armas y un general ruso corrupto, y en Licencia para matar el villano es un capo de la droga.

Timothy Dalton James Bond 007

Su primera película como 007, ‘The Living Daylights’, fue un gran éxito de taquilla, superando en recaudación a los dos filmes previos de Roger Moore a la vez que a varias películas contemporáneas de su época. Su segunda película, ‘Licencia para matar’, aunque fue buena su recaudación a nivel internacional, obtuvo una acogida moderada en la taquilla estadounidense, en parte por su mala campaña de mercadotecnia en donde abruptamente el nombre de la película se cambió de’ License Revoked’ (Licencia revocada) a ‘License To Kill’ y por la dura competencia del verano de 1989 con películas como ‘Indiana Jones y la Última Cruzada’, ‘Arma letal 2’, ‘Batman’, ‘Cazafantasmas 2’, o ‘Star Trek V: la última frontera’, si bien posteriormente funcionó muy bien en el mercado doméstico de alquiler en formato VHS. Estudios posteriores llegaron a la conclusión de que la película habría sido un éxito si se hubiese diferido su fecha de estreno. Después de esto ninguna película de la saga Bond se estrenó en verano, siendo el invierno la fecha habitual de estreno.

En 1993 las batallas legales entre las productoras acabaron y se esperaba que Timothy Dalton regresara nuevamente como James Bond en la siguiente película de la saga, que posteriormente sería ‘GoldenEye’, aunque su contrato ya había expirado y los productores estaban en conversaciones con Dalton para renovarlo. Sin embargo, Dalton sorprendió a todos en 1994 cuando anunció que ya no regresaría como James Bond pues no se sentía motivado para retomar el personaje tras un paréntesis de cinco años. En una entrevista, el actor declaró: “Se suponía que yo haría una película más, pero ésta fue cancelada debido a que MGM y los productores de los films entraron en una batalla legal. Después de eso ya no me sentí motivado para hacer otro film más”. Tras la negativa de Dalton, los productores tantearon para el papel de James Bond a Mel Gibson pero no se llegó a concretar. Dos meses más tarde se anunció que Pierce Brosnan sería el nuevo James Bond.


Compartir

Me llamo Marina Ballester Terrade y tengo 19 años. Actualmente, estudio un doble grado de Comunicación Audiovisual y Periodismo en la Universidad San Jorge de Zaragoza.

¿Aficiones? Obviamente, me encanta el ámbito audiovisual en casi todas sus variantes (películas, series, cortos, reportajes, documentales etc.). Siempre me han considerado una persona creativa y original en cuanto a ideas. Me fascinan las películas con un final inesperado, no soy muy amiga de los remakes y adoro los musicales. Para acercarme más a lo que me gusta y aprender sobre la realización de programas en directo, cámara, sonido etc., he tenido la oportunidad de asistir como público a programas de televisión como “El Hormiguero”, “Zapeando” y en dos semanas “Supervivientes” con mis compañeros de carrera.

¿Otras aficiones? Me gusta cantar y escribir “mini relatos” (cada cual más diferente que el anterior), me saqué el título de buzo por afición a los 15 años; soy más del Barça que del Madrid y prefiero el Jazz, Blues o Swing antes que la “música” electrónica.

Tengo bastantes sueños que querría hacer realidad a lo largo de mi vida: Hacer mi primer corto, visitar los Estudios Universal en Los Ángeles, ir al Festival de cine de San Sebastián… y espero que, con esfuerzo y mucho cariño, consiga realizarlos.

¿Algo más? Hay muchas cosas que me dejo en el tintero, seguro. Pero, si llego a poder participar con vosotros, podréis conocer todo aquello que me dejo de escribir.