Inicio Cómics

Escuadrón Supremo de Mark Gruenwald. Los superhéroes que dominaron el mundo

Uno de los títulos Marvel más arriesgados de los 80 vuelve a las estanterías de las librerías, el Escuadrón Supremo. Antes de que los héroes de Alan Moore, Frank Miller, Warren Ellis o Grant Morrison cambiaran el mundo, Mark Gruenwald desafiaba las reglas de los superhéroes, y nada sería igual.

Corría el año 1985 y el mundo del cómic estaba cambiando. Poco faltaba para la gran revolución que los autores ingleses producirían en el mercado americano. Los superhéroes tenían que ver más allá de las peleas, de la limpieza. Habían tenido sus encuentros con la madurez, pero tenían que crecer, y no solo Watchmen o ‘El Regreso del Caballero Oscuro’ serían los responsables de esta transformación. Y Mark Gruenwald llevaba tiempo trabajando en la idea.

Escuadrón Supremo de Mark Gruenwald (MARVEL COMICS)

ALGO MÁS QUE UNA HISTORIA DE VILLANOS Y HÉROES

Aprovechando unos personajes creados como imitación del principal grupo de la competencia, y que habían resultado ser villanos y después héroes, todo gracias a los mundos paralelos y las tierras paralelas Marvel. Un cómic sobre superhombres, sobre política, moral, la tristeza, la depresión, sobre la enfermedad y la muerte, algo para lo que ningún lector de la Casa de las Ideas estaba preparado.

Leer
Star Wars: El hombre que casi mató a Darth Vader

El mundo del Escuadrón acababa de pasar por una crisis, un villano domino a los superhéroes y conquisto el mundo. Pero ahora, liberados de su control, tienen por delante un mundo destruido, por su mano. Arreglar lo roto es el primer paso, después, toca hacer que sea mejor, que sea perfecto, y para eso los superhéroes usaran todos sus medios. Pero ¿acaso una dictadura benevolente no es otro tipo de totalitarismo? Con esa premisa Gruenwald construye una historia compleja, diferente, en la que los héroes son adalides d ella verdad y lo correcto, pero se olvidan de la libertad.

ALGO NUNCA VISTO EN MARVEL

Escuadrón Supremo de Mark Gruenwald (PANINI CÓMICS)

Pocas veces se podía ver en Marvel un planteamiento político, triste, y sobre todo, tan realista, Sus héroes brillaban y eran ejemplos, nadie pensaba que pudieran ser malos ejemplos, o que sus ideales pudieran resultar mas perjudiciales que cualquier mal que un villano pudiera atreverse a cometer. No, es un cómic moral, en el que lo importante no es la acción, aunque la haya, si no los personajes y sus historias, sus desarrollos, como los buenos se vuelven malos, los malos buenos, pero las ideas, al convertirse en dogmas, acaban por atrapar el mundo, y convertirlo una jaula dorada.

Leer
Vengadores: Endgame es una mala noticia para Star Wars

Dos dibujantes acompañaron a Gruenwald en esta aventura, Bob Hall y Paul Ryan, dos clásicos del cómic americano. Con un dibujo marvelita puro, brillante, claro, con una narración directa y continua, marcan el ritmo de la serie, un trabajo de los de enmarcar. Si bien el color era el anterior a las nuevas técnicas digitales, y el arte siempre es hijo de su tiempo, no ha perdido su fuerza. Quizá la narración actual sea mas dinámica, menos espesa, pero nadie puede dudar, que el Escuadrón Supremo es fácil de leer, y que es mucho mas profundo de lo que parece a simple vista.

UNA “EDICIÓN LIMITADA” QUE HAY QUE TENER

Escuadrón Supremo de Mark Gruenwald (MARVEL LIMITED EDITION)

Dentro del tomo podemos encontrar la serie original completa, y la Novela Grafica que cerro el ciclo años después, para disfrute de sus aficionados. No es uno de los mas extensos tomos de Marvel Limited Edition, pero es de los mas completos. Una obra que siempre ha estado a la sombra de la gran revolución que llegó de manos de Alan Moore y Frank Milller en la distinguida competencia, pero que no tiene nada que envidiarles. Adulta, compleja, adictiva, es un cómic de los que cambian el mercado, y lo hizo, una leyenda en el panorama del noveno arte americano por derecho propio.

Leer
Silver Surfer se enfrenta a un antiguo y malvado Dios de Marvel


Reseña Panorama
‘Escuadrón Supremo de Mark Gruenwald’
Artículo anteriorCrítica a After. Aquí empieza todo: amor falso, muy falso
Artículo siguienteLos Nuevos Investigadores: Nombre antiguo, nuevas aventuras
José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.