Inicio Cine Escuadrón Suicida: se desmiente una popular teoría sobre el origen de El...

Escuadrón Suicida: se desmiente una popular teoría sobre el origen de El Joker

1845

El director de la esperada entrega David Ayer, desmiente la teoría “Jason Todd es el Joker”

El director de Escuadrón Suicida afirmó de que la teoría de que El Joker de Jared Leto fuera una encarnación de Jason Todd es el “rumor más ridículo que había oído sobre la película”

“Veinte años en Gotham, cuántos buenos tipos se quedaron y cuántos quedan todavía”. Esa línea de Bruce Wayne de Ben Affleck en Batman vs Superman dejó locos a los fans que trataron de averiguar quién murió y se convirtió al lado oscuro.

Con esta afirmación y desde que se mostró la primera imagen del Joker de Escuadrón Suicida–interpretado por el ganador del Óscar, Jared Leto– los fans empezaron con las especulaciones tras analizar de forma ultra mega detallada la imagen. De las cosas que más llamaron la atención fueron los tatuajes del personaje, entre los que estaba uno de “damaged” en la frente, una pluma en su brazo y lo que podría ser una “J” o una lágrima abajo de su ojo.

Jared Leto Primera imagen oficial como Joker
Primera imagen oficial de Jared Leto como Joker

Analizando los tatuajes…

Muchas teorías afirmaban que los tatuajes revelaban algo más y que el Joker escondía mucho más de lo que se podía imaginar. Una de las teorías más populares era que el personaje de Jared Leto era, en realidad, Jason Todd. ¿Y por qué los fans creían esto?

Jason Todd fue el segundo Robin que murió trágicamente después de que los fans así lo decidieran, en una votación. En el cómic “A Death in the Family”, Jason fue capturado por el Joker y Batman no llegó a tiempo para salvarlo. Dichos acontecimientos pueden verse también en la película animada “Under the Red Hood”.

Cabe destacar que una historia como la de esta teoría en la que Robin se convierte en una versión del Joker después de quedar desfigurado sería muy interesante. Además  Volviendo a los tatuajes, la pluma en el brazo se interpretó como una referencia a Robin y la “J” es, naturalmente, la misma inicial de “Jason”.

Sin embargo, todo esto ha quedado desmentido por el propio director David Ayer. A pesar de eso, el Joker todavía guarda muchos secretos…