Inicio Noticias Cine

La escena del maletero de Tarantino, todo un clásico en sus películas

Pronto se estrenará Érase una Vez en Hollywood de Quentin Tarantino y queremos repasar algo muy mítico de su cine.

Quentin Tarantino es sin duda uno de los directores de cine más importantes pero también es conocido por ser un tipo de lo más peculiar. Algo que se puede comprobar en su particular manera de hacer películas, muy amada por las legiones de fans con las que cuenta, otra cosa que tiene muchos fans son las online lottery promos, que ha ganado más adeptos todos los días.

La escena del maletero de Tarantino, todo un clásico en sus películas

Precisamente, estos fans del director norteamericano pueden apreciar algo que se repite claramente en la gran mayoría de sus películas. Una escena de lo más llamativa, que por algún motivo le gusta tanto al cineasta, que llega icluso a abusar. Hablamos de la escena ‘del maletero’. Si eres fan de Tarantino, seguro que sabes ya a que nos referimos.
Hemos visto esta escena, rodada en un primer plano desde abajo en casi todas las cintas que el peculiar cineasta ha dirigido. Por ejemplo en Kill Bill vemos a los asesinos frente a ‘The Bride’ que yace en el suelo y podemos observarla también en Reservoir Dogs, Pulp Fiction, Death Proof, Malditos Bastardos, Jackie Brown y en Abierto hasta el amanecer, aunque está última fue dirigida por Robert Rodríguez.

Noticia relacionada
El Genio de Aladdin pudo ser muy diferente ¡Incluso rojo!

No fue él quien inventó ‘la escena del maletero’.

Pese al exceso de este recurso de cámara, llamado ‘Trunk Shot ‘, Quentin Tarantino no fue el inventor de este tipo de plano ni el primero en hacerlo. El primer film donde se tiene constancia del uso por primera vez de este plano es la película de 1948, Caza sin cuartel, dirigida por Alfred L. Werker. También se vio en otras películas como A sangre fría de Richard Brooks en 1967 y en 1990 en Goodfellas, de Martin Scorsese.

El director tiene otras escenas fetiche en sus películas.

La famosa ‘escena del maletero’ no es la única que repite con frecuencia el director en sus películas. Algo que le da como una aura de maníaco obsesivo. Por ejemplo, en muchas de sus películas hemos visto como abusaba también de la escena en blanco y negro en algún momento de sus films.

Noticia relacionada
Daniel Radcliffe quiere unirse a Fast and Furious pero con una condición

También ha hecho un clásico en sus películas su fetichismo por los pies femeninos, algo que Tarantino no ha ocultado nunca, por no hablar de su obsesión por los maletines, los planos aéreos, las referencias a otras películas, las escenas de baile y como no, sus ya clásicos cameos.

El director ha contado con actores fetiche como el propio Samuel L Jackson y Michael Parks y actrices como Uma Thurman con las que ha trabajado en diferentes películas como Pulp Fiction, Jackie Brown, Abierto hasta el amanecer, Death Proof y Kill Bill.

Una forma diferente de ver el cine de un tío diferente, con una visión propia de los que son las películas. Capaz de idear guiones y escenas que a otros directores ni se les pasaría por la cabeza, en algunos casos casi hasta inquietantes. Algo que lo hace único para sus fans y para los críticos expertos en el mundo del celuloide que lo consideran como uno de los mejores en lo suyo.

Noticia relacionada
El director de Terminator: Destino oscuro se queja de las otras entregas

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of