Cinemascomics.com | Cine, cómics y series
Noticias

ENEMIGO MÍO, una amistad de ciencia ficción

Fotograma de Enemigo mío

Adiós a Louis Gossett Jr.: Rememoramos su actuación en Enemigo Mío, un clásico de la ciencia ficción que cumplirá 40 años en 2025

Enemigo Mío fue dirigida por Wolfgang Petersen y protagonizada por Dennis Quaid y Louis Gossett Jr. fracasó en su estreno y ha sido encumbrada como obra de culto dentro de la ciencia ficción. La película nos sitúa en un futuro donde los humanos y los dracs están en guerra. En una de las batallas, un humano (Willis Davidge) y un drac (Jerry Shigan) aparecen en un planeta desolado e inexplorado llamado Fyrine IV donde se verán obligados a entenderse. La enemistad inicial derivará en un intenso vínculo. Y así pasarán días, meses y años mientras esperan ser rescatados.

Lo que en un principio parecía ser una especie de “remake” de Infierno en el Pacífico (1968) acabó por convertirse en un alegato antirracista donde los valores de la amistad, la familia y la convivencia se convierten en verdaderos protagonistas.

En 1984, el productor de la Fox Steven J. Friedman ansiaba rodar una película de ciencia ficción. El año anterior una novela corta de Barry Longyear había acaparado los premios más importantes de la literatura del género (‘Hugo y Nebula'), hecho que no pasó desapercibido para Friedman al hacerse con los derechos y convencer al estudio para que se pusiera manos a la obra.

Louis Gossett Jr junto a Dennis Quaid en Enemigo Mío
Louis Gossett Jr junto a Dennis Quaid en Enemigo Mío

Friedman contrató al también guionista Richard Loncraine para la dirección de la película. Entre Loncrane y Ed Khmara (este último venía de escribir el libreto de Lady Halcón), escribieron la historia. Se eligió a Dennis Quaid para encarnar a Willis y a Louis Gossett Jr. para hacer lo propio con el drac. Los dos venían de trabajar juntos en Tiburón 3D y eran actores emergentes e idóneos para el proyecto.

Faltaba pues la localización para recrear Fyrine IV. Loncraine estaba empeñado en rodar en los parajes helados de Islandia a pesar de que Friedman aconsejaba hacerlo en Lanzarote. Al final Loncraine se salió con la suya y comenzó un accidentado rodaje en aquellas heladas tierras, lo que propició no pocos enfrentamientos con el productor.

La meteorología cambiante del país no ayudaba. Los equipos, el catering y el personal tenían que coger todos los días un ferry de cuatro horas para llegar a la zona del rodaje. Todo esto hizo que Friedman pidiera al estudio el cambio del director, algo que la Fox ya tenía planeado, pues las llegaban a la prensa y no suponían una buena publicidad. Wolfgang Petersen, en pleno rodaje de La historia interminable, aceptó el reto aunque en su momento se barajaron los nombres de David Lynch y Terry Gilliam.

Enemigo Mio Louis Gossett Jr
Enemigo Mio Louis Gossett Jr

Las condiciones del nuevo director eran empezar de cero, acortar el guión y rodar en Múnich. Tras seis semanas de trabajo, Loncraine abandonó el rodaje habiéndose gastado más de 9 millones de dólares de presupuesto.

Acabada La historia Interminable, Petersen se puso al frente del proyecto. Aunque tenía permitido cambiar a los actores, quiso continuar con el dúo protagonista. Aunque la mayor parte se rodó en Alemania, todos los exteriores se grabaron en la isla española de Lanzarote.

El guion también fue modificado. Khmara fue el encargado de reescribirlo. Algunos diseños de producción, como por ejemplo las naves, fueron alteradas, y lo que más le gustó a Gossett Jr. fue el cambio de maquillaje, simplificado para que tan solo se tardara dos horas en ponérselo en lugar de las cuatro que costaba cuando Loncraine estaba al mando. El traje y el maquillaje fueron más cómodos para permitir un mayor tiempo de rodaje, y eso a pesar de los inconvenientes de unas lentillas que no paraban de moverse y colocarse mal.

Petersen hizo suya la película, le dio su estilo y la impregnó de drama y crítica social, algo que potenció el resultado. La obra acabó costando más de 40 millones de dólares de la época, lo que la convirtió en una superproducción necesitada de éxito. Lamentablemente se estrelló en taquilla y solo recuperó un tercio de lo invertido, pero el tiempo la situó en su lugar. Ahora puede verse sin que haya envejecido mal en cuanto a diseño y efectos especiales.

La primera parte es la más significativa, donde los protagonistas luchan por coger su sitio y el enfrentamiento es continuo. En la parte central llega la amistad y podemos ver cómo se van desarrollando los personajes, aunque algunos dicen que es un tramo prescindible. A mi juicio no es así, ya que permite profundizar en el relato y revela que el monstruo es más humano que Willis.

Este aborrece a los dracs sin haber conocido a ninguno hasta su encuentro con Jerry y se da cuenta de que sus ideas eran erróneas cuando descubre que los humanos utilizan a las criaturas como esclavos. La bondad de Jerry, que le enseña su idioma y los valores de la amistad y la familia, contribuye a la evolución de su compañero. Como ya he dicho, aunque hayan pasado ya 30 años, merece la pena recordar esta película.

 

author avatar
Serreina
Creador del blog 'Afición por y para el cine'. Un Blog, dedicado al cine, donde comento películas que he visto y voy viendo, desde un punto de vista aficionado, es decir, como si un amigo te las comentara.
Síguenos en Google News para no perderte la actualidad, y únete a nuestros canales en: Instagram, WhatsApp o Telegram ¡Para estar al día de todas las novedades al momento!

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Emilia Clarke se une a esta gran serie de Prime Video

David Larrad

10 razones irresistibles para ver la película Deadpool 3

David Larrad

La película de Fórmula 1 de Brad Pitt fija una fecha de estreno para 2025

Tobi Oulego