fbpx ¿En qué se inspiró Anthony Hopkins para crear a Hannibal Lecter?
Cine

¿En qué se inspiró Anthony Hopkins para crear a Hannibal Lecter?

¿En qué se inspiró Anthony Hopkins para crear a Hannibal Lecter?

El silencio de los corderos está por celebrar su 30 aniversario y Anthony Hopkins reveló en que se inspiró para crear a Hannibal Lecter.

La famosa película, El silencio de los corderos, está muy cerca de celebrar 30 años de su premiere en Nueva York el próximo 30 de enero. Por esta razón, Variety llevó adelante un encuentro virtual con los protagonistas: Jodie Foster y Anthony Hopkins. Allí, los intérpretes hablaron de esta película que se convirtió en un clásico y Hopkins aprovechó para revelar en qué se inspiró a la hora de crear a Hannibal Lecter.

Según los actores, ambos se conocieron durante la primera lectura de guion en Londres y procuraron no entablar ninguna relación previa para meterse con más realismo en la de sus personajes: “No hablamos demasiado antes de la mesa redonda. Y cuando te lanzaste hacia Hannibal Lecter, sentí un escalofrío recorrer la habitación. En cierto modo, fue como si estuviéramos casi demasiado asustados para hablar después de eso”, declaró Jodie Foster. Pero Anthony Hopkins lo recuerda diferente: “No podía creer la suerte que tenía, era a mí al que le daba miedo hablar contigo. Solo podía pensar «acaba de ganar un Oscar»”, haciendo referencia a su galardón por Acusados de Jonathan Kaplan.

“Recuerdo esa voz tan específica que pusiste. Con un matiz casi metálico. Y Chris Newman, uno de los mezcladores de sonido, llegó incluso a mejorarlo, fue capaz de resaltarlo un poco”, le dijo Foster al actor, quien le regaló a la audiencia un Hannibal Lecter que es incapaz de ser olvidado.

Dónde nació la inspiración

Anthony Hopkins cita dos influencias muy diferentes al momento de la creación del personaje: el HAL 9000 de 2001: Una odisea del espacio y uno de sus maestros de la Royal Academy of Dramatic Art: “Lecter es como una máquina. Se aproxima como un tiburón silencioso. Christopher Fettes (el profesor) tenía una voz cortante que podía hacerte pedazos. Su análisis de lo que estabas haciendo era muy preciso, es un método que me ha acompañado toda la vida”.