Cómics / En lo profundo del bosque. El daño que puede hacer olvidar
Cómics

En lo profundo del bosque. El daño que puede hacer olvidar

En lo profundo del bosque

El sello de Joe HIll para DC nos ofrece En lo profundo del bosque, una nueva obra de terror moderna con algo de gótico rural, algo de Body horror, y un mensaje combativo claro.

La escritora Carmen Maria Machado y la artista Dani nos transportan En lo más profundo del bosque hasta los 90 a una pequeña localidad rural de Pensilvania, donde nada parece cambiar, donde el mundo parece en continua depresión. El pueblo esconde un secreto, y mucho dolor, un antiguo misterio que ha creado una atmósfera irreal para El y Octavia. Se quieren pero la universidad solo es la salida para Octavia, y dejar a El sola no está en sus planes. La madurez en esta ocasión llegará llena de monstruos y seres deformes, y no hablo de la mujer ciervo y los hombres sin piel.

Machado es una escritora de novelas de horror que lleva a cabo con En lo profundo del bosque su primera incursión en el cómic, y lo hace con los elementos que la han llevado a ser una escritora superventas con únicamente unas pocas obras. Un argumento sólido, personajes creíbles, ganchos cada pocas páginas, y algo de gore.

Shudder-to-think es un pequeño pueblo minero que ya no tiene minas, uno de tantos en medio del campo de Pennsylvania. Pero por dos adolescentes enamoradas, es una cárcel llena de gente que las mira por estar enamoradas. Pero la pequeña población esconde un secreto, sus bosques están llenos de algo oscuro, monstruoso, y los más jóvenes no pueden recorrerlo de noche por ello. La verdad de lo que ocurre en el pueblo, es una conspiración, una maldición, el horror de la humanidad más que la oscuridad de lo sobrenatural, y El y Octavia van a tener que descubrirlo, y decidir si es tan importante como para cambiar la vida de todos en Shudder-to-think.

La escritora no se deja llevar por la delicadeza en su historia, es cruda, directa, desagradable.

No exenta de fantasía y magia, lo más terrorífico no viene de hechizos y encantamientos, sino de la naturaleza humana, y cómo podemos convertirnos en monstruos cuando se trata de poder, sobre todo cuando hablamos de una mayoría que puede maltratar y usar a una minoría como si de artículos de usar y tirar fueran. Y más aún cuando hablamos de la maldad de los hombres que se creen superiores simplemente por tener pene. Carmen Maria Machado no escribe un discurso feminista, sino un retrato de lo que podría ser un mundo donde la memoria pudiera ser controlada, y el nivel de vileza que la especie humana tiene.

Dentro de la obra en sí, cuesta un poco entrar por la falta de intensidad, que en una novela está justificado ya que no cuenta con un desarrollo visual, pero se recupera pronto Machado y se adapta al lenguaje del cómic. También, el misterio al revelarse remite mucho a una novela, y se adapta un poco peor a las viñetas, pero no resulta pesado ni saca de la lectura, pero sí que podría haberse aprovechado para algún cambio de ritmo y que la dibujante se luciera más.

El arte de En lo más profundo del bosque

La artista griega Dani con un trazo difuso que remite al tono onírico de varias partes de la obra, trabaja con con trazos libres y llenos de  vida, entregando una obra donde las líneas claras y definidas se quedan atrás, para poder narrar una aventura sobre la memoria donde los límites no están del todo definidos, y deja un trabajo notable. Cuenta con habilidad y deja algunas viñetas de puro body horror, al estilo de una obra de Clive Barker.

En lo oscuro del bosque es una obra con muchos ángulos, que se lee con calma, se absorbe después de terminarla, y sigue dejando algunas dudas respecto a lo que podría ser en caso de que algo de la misma pudiera realizarse. Una buena primera incursión para Machado y una hermosa obra para Dani, que demuestran que el terror no son solo monstruos rajando gente después de perseguirla por medio campamento de verano, aunque ese tópico siempre sea divertido.