El Vengador más fuerte destrozó a un Dios por la mitad El Vengador más fuerte destrozó a un Dios por la mitad
Cómics

El Vengador más fuerte destrozó a un Dios por la mitad

sentry marvel

Por si había alguna duda, el Vengador más fuerte demostró todo su poder cuando literalmente rasgó a un Dios por la mitad con sus propias manos.

The Sentry es el Vengador más fuerte, cuya enorme lista de habilidades increíbles lo convierte en una seria amenaza para aquellos a los que se atrevan a enfrentarse a él. Incluso cuando su adversario es un Dios, ya que una vez destrozó a Ares por la mitad después de que su lado malvado comenzó a mostrarse.

Este personaje de Marvel debutó por primera vez en The Sentry # 1 de Paul Jenkins y Jae Lee. Bob Reynolds era un hombre regordete y deprimido que secretamente tenía una cantidad de poder casi inconmensurable después de ser inyectado con un suero que le dio el “poder de un millón de soles explosivos”. Si bien tenía una historia profunda con los Vengadores, había un lado malo de The Sentry llamado el Vacío. Para evitar que el Vacío se apodere de Reynolds y se convierta en un supervillano casi imparable, The Sentry borró sus recuerdos y los de todo el mundo. Más tarde, el Vengador más fuerte volvería, aunque a veces es bueno, pero otras es malvado.

Así destrozó a un Dios.

En un cómic de Marvel, pudimos ver como Norman Osborn se convierte en Iron Patriot e intenta eliminar a los Vengadores originales. The Sentry lucha junto a Norman y lo ayuda en su esfuerzo por derribar a Asgard. Después de llevar con éxito el caos y la destrucción a la ciudad flotante, el Vengador más fuerte se enfrenta cara a cara con Ares, el Dios de la Guerra. Si bien luchar contra un dios sería difícil, el Vacío comienza a arrastrarse durante el combate, lo que lleva a The Sentry a agarrar su cuerpo y romperlo en pedazos. Es una de las escenas más horripilantes que Marvel Comics ha publicado. (Advertencia de violencia).

El Vengador más fuerte destrozó a un Dios por la mitad

La brutal muerte de Ares muestra por qué era tan importante que los recuerdos de Reynold fueran borrados de su mente en primer lugar. Él no tiene control de sus inmensos poderes y, aunque puede ser una mano amiga para los Vengadores, cuando el Vacío muestra su cara, no se sabe qué tipo de daño puede hacer.

Después de derribar a Ares y Asgard, los Vengadores encuentran a Reynolds despojado en un cráter gigante en el suelo. Cuando se despierta, Reynolds pregunta “¿hice, eh, hice esto?” y ruega a los Vengadores que lo maten. Thor quiere que pague por sus crímenes. Pero, el Vacío resurge y ataca al equipo. Thor se ve obligado a matarlo y arroja su cadáver al sol. Si bien el Vengador más fuerte finalmente reviviría, el arco mostró cuán poderoso es Reynolds cuando no tiene control: derribarlo es casi imposible, incluso si eres un Dios.