Series de televisión

El rodaje de la serie Torremolinos Siempre, arranca en FITUR

Torremolinos siempre

Arranca en Fitur el rodaje de la serie Torremolinos siempre, un viaje al pasado desde el presente

El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, y el productor Fernando Monzón presentaron ayer Torremolinos Siempre, una serie ambientada en la ciudad de la Costa del Sol que ha comenzado a grabar la productora Milyuna Historias para su posterior emisión en una plataforma digital que promocionará el destino a través de su historia.

“Estamos muy ilusionados porque sabemos la repercusión que tienen las series en este momento. Es un relato que viene del pasado pero refuerza el presente y futuro. Muestra algo que ha sucedido mucho en nuestra ciudad y es que piensas que no te vas a quedar pero sucede algo y te enamoras de Torremolinos y te quedas. Es una historia de amor con la ciudad“, explicó el alcalde, José Ortiz, que participó ayer en una de las primeras escenas de la serie que tuvo lugar en Madrid con un cameo.

Estas semanas se está rodando el primer capítulo de los seis que constará la serie, cuya trama discurre entre Madrid y Torremolinos “Torremolinos es mítico. Yo soy de Zaragoza y cuando voy allí me relajo, camino por sus calles y sus playas y siento que ese pasado maravilloso que impregna la ciudad hay que contarlo al mundo desde este presente lleno de emociones y posibilidades”, explicó el productor de Torremolinos Siempre, Fernando Monzón.

Veronica Gregory
En la imagen la actriz Verónica Gregory. Imagen cedida por Milyuna historias

Uno de los personajes principales será interpretado por la actriz Verónica Gregory: “Este proyecto es una maravilla, ya que los personajes describen realidades muy divertidas y mucha gente se sentirá identificada con ellos”.

En cuanto al argumento, su guionista, Ana María Pinar nos explica que la historia es coral, el guion se estructura en torno a varios personajes sobre los que se proyectan diferentes contradicciones que les empujan a avanzar. El ruido estruendoso de la ciudad frente al sonido relajante de las olas se convierte en una elocuente metáfora de la ciudad de Torremolinos.