Inicio Cine El resurgir de Matthew McConaughey

El resurgir de Matthew McConaughey

1649

Todo el mundo conoce a Matthew McConaughey por ser protagonista de numerosas películas románticas, por su cuerpo atlético, sus rizos dorados o por haber sido novio de nuestra Pe, pero hasta ahora poca gente lo respetaba o admiraba como actor.

Este cambio comenzó hace casi cuatro años cuando encabezó “El inocente”, papel que nos recordó al principio de su carrera con “Tiempo de matar”, donde ya apuntaba maneras y se le auguraba un futuro prometedor. Su transformación ha llegado al punto de que se ha convertido en uno de los actores del momento en Hollywood en virtud de ‘Dallas Buyers Club’, por la que está nominado al Óscar, y la serie ‘True Detective’.

Matthew McConaughey nació el 4 de noviembre de 1969 en Uvalde, Texas. Sus comienzos fueron en capítulos en series o en personajes secundarios como por ejemplo en “Movida del 76” (1993), en la que aparecían Jason London y Milla Jovovich. En 1994 tuvo un papel protagonista junto a Renée Zellweger en “La matanza de Texas. La nueva generación”, filme que recibió horribles críticas, si bien su interpretación no pasó desapercibida. Al año siguiente formó parte de un reparto muy femenino (Whoopi Goldberg, Mary Louise-Parker y Drew Barrymore) en “Sólo ellas… los chicos, a un lado” y apareció en la comedia adolescente “Días de Gloria”, en la que participaron Ben Affleck y San Rockwell.

En 1996 Matthew McConaughey apareció en ”Lone Star”, protagonizada por Chris Cooper, Kris Kristofferson y Frances McDormand. Ese mismo año, además de participar en “Un elefante llamado Vera” y en “Scorpion Spring”, obtuvo un papel protagonista en “Tiempo de matar”, gran película y de interesante reparto (Sandra Bullock, a quien dedicamos el artículo anterior, Samuel L. Jackson y Kevin Spacey). El filme, basado en una novela de John Grisham, propició que empezaran a fijarse en McConaughey. En 1997 estuvo en “Contact”, de Robert Zemeckis y acompañado por un elenco de lujo (Jodie Foster, John Hurt, James Woods, Angela Bassett y Rob Lowe), y en “Amistad”, de Steven Spielberg y con Djimon Hounsou, Morgan Freeman y Anthony Hopkins.

En 1998 protagonizó junto a guaperas del momento como Ethan Hawke, Skeet Ulrich o Vincent D´Onofrio “Los Newton Boys”, que fue un fracaso de taquilla en EE. UU. y, de hecho, en España fue directa al mercado doméstico. Después protagonizó ‘Ed TV’, con un reparto bastante curioso entre los que destacan Woody Harrelson, Elizabeth Hurley, Jenna Elfman y Ellen DeGeneres, y “U-571” junto a Bill Paxton, Harvey Keitel y Jon Bon Jovi.

Matthew McConaughey SaharaYa en 2001 ‘Planes de boda’, con Jennifer Lopez, supuso el comienzo de su andadura en la comedia romántica. Asimismo, encabezó “Vidas contadas”, donde coincidió con John Turturro, Clea DuVall, Amy Irving y Alan Arkin (todos con notables interpretaciones) y repitió con Bill Paxton en el thriller “Escalofrío”. En los años posteriores trabajó con Christian Bale en “El imperio del fuego” (2002), con Kate Hudson en “Cómo perder a un chico en 10 días” (2003), con Gary Oldman en “Tiptoes” (2003), con Penélope Cruz en “Sahara” (2005) y con Al Pacino en “Apostando al límite” (2005).

Por su parte, en 2006 se embarcó en la comedia romántica “Novia por contrato” y en “Equipo Marshall”, junto a Sarah Jessica Parker y Matthew Fox, respectivamente. Dos años después, en 2008, repitió con Kate Hudson en “Como locos… a por el oro”, rodó la comedia “Tropic Thunder: ¡Una guerra muy perra!”, de Ben Stiller, y “Surfer, Dude” junto a Woody Harrelson.

Tras insistir con la comedia romántica en “Los fantasmas de mis ex novias” (realizada en 2009 y con Jennifer Garner de coprotagonista), retomó el pulso a su carrera en 2011 con la ya citada “El inocente”, donde repitió el rol de abogado engreído que tan bien se le da. Compartió créditos con Ryan Phillippe, Marisa Tomei, William H. Macy y John Leguizamo y volvió a ganarse a los críticos y a los espectadores. Además de aparecer junto a Jack Black y Shirley MacLaine en la comedia “Bernie”, McConaughey ofreció una interpretación espectacular en “Killer Joe”, película de un buen reparto (Emile Hirsh, Juno Temple y Gina Gershon, quien para variar muestra alguno de sus encantos).

En 2012 Matthew McConaughey salió en la serie “De culo y cuesta abajo”, protagonizó “El chico del periódico” junto a John Cusack, Nicole Kidman y Zac Efron, regaló otra muy buena interpretación en “Mud” (con Reese Witherspoon, Sam Shepard, Sarah Paulson y Michael Shannon) y fue uno de los macizos protagonistas de “Magic Mike”, obra de Steven Soderbergh en la que lució abdominales al igual que Channing Tatum y Alex Pettyfer.

Matthew McConaughey True DetectiveEl pasado 2013 fue su año al figurar en dos de los títulos favoritos para los Óscar: “Dallas Buyers Club” y “El lobo de Wall Street”.

En la primera interpreta a un enfermo de sida, papel por el que, además de recibir una candidatura al Globo de Oro, opta al Óscar al mejor actor, categoría en la que se enfrenta a Leonardo DiCaprio, su compañero en la obra de Martin Scorsese. Menuda casualidad, ¿Quién se llevará el premio? Y por si fuera poco, este 2014 triunfa con la serie de la HBO “True Detective” y rueda “Interstellar” a las órdenes de Christopher Nolan. No podremos negar que hay Matthew McConaughey para rato, ¡y eso nos encanta!

Respecto a su vida privada, Matthew fue novio de Ashley Judd, Sandra Bullock (compañeras de reparto en “Tiempo de matar”), Patricia Arquette y Penélope Cruz. En la actualidad está casado con la modelo brasileña Camila Alves, con la que tiene tres hijos. Parece que ha puesto orden a su vida, ya que en su momento protagonizó incidentes. Por ejemplo, fue arrestado por posesión de cannabis mientras estaba desnudo en casa tocando un bongo con la música alta y molestando a los vecinos.

Maria Ciercoles
No sé exactamente cuándo empecé a amar el cine, pero creo que desde niña gracias a ‘E.T.’, ‘Ghost’, ‘Eduardo Manostijeras’, ‘La sirenita’ y ‘Parque Jurásico’, que conseguían emocionarme de diferentes maneras. Entonces creo que debido a esto siempre he tenido una debilidad especial por este arte, así que de adolescente hice cursos de teatro, pero por trabajo y un poco por miedo escénico lo acabé dejando y vi mucho más factible, para combinarlo con el trabajo, hacer un programa semanal de radio. Se llamaba ‘Velvet 54’, emitía en Radio Mai y trataba sobre mis dos pasiones, el cine y la música. Realicé el programa durante unos cuatro años. Tengo el título de técnico de grado superior de sonido, decidí estudiarlo para estar más cerca del tema de la radio. También realizo cursillos de locución y doblaje, otro ámbito que me encanta al englobar la radio, el teatro y el cine.